Oaxaqueñas emprendedoras en busca de un sueño | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Oaxaqueñas emprendedoras en busca de un sueño

Redacción

Oaxaca.- Existen numerosos casos de mujeres líderes en diversos rubros, que destacan por su esfuerzo y el impulso que brindan a sus comunidades. Cada vez son más las mujeres que deciden abrirse camino en el mundo del emprendimiento.

 

Magaly Farfán Vásquez y Sonia  Franco González son dos oaxaqueñas de profesión politólogas, decididas a transformar sus vidas. La superación y la constancia, son las claves para salir adelante y atreverse a experimentar nuevos horizontes.

 

 

“A veces parece una locura, pero tienes que arriesgarte a cumplir tus sueños. Cuando emprendes tus metas, te llenas de satisfacción, no tanto por lo que puedas llegar a ganar económicamente, si  por saber qué estás haciendo  lo que te gusta”, mencionaron las jóvenes emprendedoras al platicarnos en entrevista el comienzo de su gran sueño.

 

 

Estas oaxaqueñas de 29 y 30 años de edad, han decido emprender sus sueños por medio de la elaboración de accesorios artesanales y típicos de nuestro estado, como: collares, bolsas y carteras. Su idea tiene el objetivo de crear un auto-empleo y generar otra fuente de ingresos.

 

 

“No queríamos tener un negocio convencional. Ambas nos gusta los accesorios y Sonia es originaria de Santa Catarina Juquila, es por ello  que surgió la idea de crear accesorios típicos, ya que tenemos la facilidad de contactar a las artesanas, quienes nos mandan los bordados elaborados con la técnica de punto de cruz. Una vez que tenemos los bordados, nosotras diseñamos las formas, le insertamos bisutería y pedrería fina; cada collar es único”, explicó Magaly Farfán.

 

 

Comenzaron el negocio hace apenas dos meses, diseñando solo cinco collares, a través de las redes sociales comenzaron a venderlos y darlos a conocer. Sus primeros clientes fueron de Puebla y de la ciudad de México; recientemente inauguraron su tienda ubicada en el centro de la ciudad.

 

 

Los bordados que utilizan son de diferentes regiones del estado, como; el istmo y la costa. Pero el principal enfoque que pretenden darle a su negocio son los  bordados de la cultura Chatina.

 

 

“La artesanas oaxaqueñas hacen magia con sus manos, nosotras quisimos sacar provecho de estos maravilloso bordados, difundir nuestras tradiciones y así mismo generar una fuente de ingresos” señalaron entusiasmadas.

 

 

Las mujeres siguen avanzando en el mundo de los negocios y no será la excepción para estas exitosas oaxaqueñas.