Pasar al contenido principal
x
George Harrison

Así era George Harrison, el Beatle incomprendido 

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- George Harrison, el ex integrante de los Beatles que se nos adelantó en el camino hace 20 años, un 29 de noviembre, pasó a la historia no sólo como uno de los músicos más importantes de la historia, sino también como un talento y el miembro más incomprendido del cuarteto de Liverpool, con ideas adelantadas a su tiempo, un amor por el cine poco conocido y varias melodías experimentales que marcaron época.

 Lo recordamos con este breve repaso por su vida y su carrera. ¿De dónde vino? A diferencia de sus compañeros de grupo, quienes crecieron en el seno de familias divorciadas o con un pariente fallecido, George Harrison, nacido el 25 de febrero de 1943 en Liverpool, Inglaterra, disfrutó una infancia tranquila entre el amor de su mamá, Louise, de ascendencia irlandesa, y su papá, Harold, un ex miembro de la marina. 

Cosa curiosa: Harrison estudió en la misma escuela primaria que John Lennon, aunque no se conocieron entonces debido a la diferencia de edades. Lo que sí ocurrió en sus primeros años fue que nació en él su gusto por la música, el cual se cristalizó cuando le compró su primera guitarra a un ex compañero de la escuela.

Contrario a lo que muchos piensan, Harrison no se formó como músico con The Beatles, ya que antes inició su propia banda junto a su hermano Peter y un conocido, Arthur Kelly, la cual llamó The Rebels, aunque el proyecto no logró despegar de la manera deseada.

Dejó los estudios en 1959, ya que un año antes descubrió al grupo que cambiaría su vida: The Quarrymen, que pasó a ser The Beatles años después y para el que audicionó un mes después de verlo tocar; pero su ingreso no fue sencillo, ya que en un principio Lennon no creía que fuera conveniente tenerlo en sus filas por su corta edad.

La insistencia de Paul McCartney y la perseverancia de Harrison hicieron que al final Lennon cambiara de parecer y lo incluyera en la agrupación, donde practicó incansablemente hasta lograr la maestría con la guitarra que siempre deseó.

Sus momentos con The Beatles

Gente vino y se fue entre la transición de The Quarrymen a The Beatles, pero Harrison siempre estuvo al pie del cañón desde su llegada, proponiendo sonidos nuevos y experimentando él mismo y dándole paso a su creatividad en sus momentos de ocio.

Su primer gran tema con el grupo fue "Don't Bother Me", que compuso en 1963 mientras estaba convaleciente en una cama; al darse cuenta de que sí podía armar una canción completa, probó con otro sencillo que al final fue descartado para el álbum Beatles For Sale, por lo que abandonó su vena compositora hasta el disco Help!, para el que ayudó a construir "I Need You" y "You Like Me Too Much".

Cuando David Crosby, del grupo The Byrds, lo introdujo años más tarde en la cultura hindú, Harrison dio un giro de 180 a sus creaciones musicales, añadiendo, por ejemplo, acordes en sitar para el tema "Norweian Wood (The Bird Has Flown)", lo que le dio un nuevo cariz al estilo de la banda.

Esa pasión por la cultura hindú le llegó para quedarse, ya que a partir de ese momento siguió instruyéndose en su sabiduría y tomando elementos de concepción no sólo para su vida diaria sino también para sus siguientes trabajos musicales, como con el tema "Hare Krishna Mantra", que produjo, aunque no para la banda.

Su labor como compositor de la agrupación cada vez fue ganando más peso hasta el punto en el que dejó en segundo plano lo trabajado por McCartney y Lennon, lo cual le trajo varios conflictos con ellos que crearon fisuras en sus relaciones, las cuales se convirtieron en problemas reales tras el fallecimiento de Brian Epstein, su querido mánager.

Los enfrentamientos que tuvo con McCartney, principalmente, hicieron que dejara el grupo en los ensayos del proyecto Get Back, y aunque volvió poco tiempo después, las cosas no volvieron a ser las mismas entre los integrantes hasta el momento en que The Beatles se desintegró.

Brilla como solista

“All Things Must Past” fue el disco con el que debutó como artista solista tras abandonar el grupo, en el cual incluyó muchas canciones que habían sido rechazadas para The Beatles y con el que se consolidó como un fuerte músico en la industria al alcanzar el primer puesto en listados de Reino Unido y Estados Unidos.

No obstante, uno de los temas más populares de ese disco y de su carrera, "My Sweet Lord", causó controversia y fue motivo de demanda por parte del grupo The Chiffons por violación de derechos de autor, la cual Harrison perdió a pesar de que repetidas veces negó haber hecho plagio; al final, él terminó ganando más porque se apropió del supuesto tema copiado, "He's So Fine", al comprar la compañía Bright Tunes, que poseía los derechos de dicho éxito.

Harrison también pasó a la historia al convertirse en el primer músico que organizó un show benéfico masivo con su Concert for Bagladesh, que reunió a 40 mil personas en dos eventos que se realizaron en el Madison Square Garden, de Nueva York, en agosto de 1971, y con el cual recaudó fondos para ayudar a los refugiados necesitados de la antigua Pakistán Oriental bajo el apoyo de famosos como Eric Clapton, Bob Dylan, Ringo Starr, y otros.

Puede que su relación con McCartney haya quedado bastante afectada aunque no tanto con Lennon y Starr, ya que realizó temas para ambos, así como para otros artistas como Harry Nilsson, Badfinger, Billy Preston y Cheech & Chong; a la par, su popularidad seguía en aumento por los discos que lanzaba y sus tours en Europa y Norteamérica.

Su tercer disco, Dark Horse, dio pie a la creación de su discográfica, Dark Horse Records, gracias a la cual conoció a su segunda esposa, Olivia Trinidad Arias, quien lo acompañó hasta el final de sus días y le dio a su segundo hijo: Dhani Harrison.

El asesinato de Lennon le causó un fuerte impacto, ya que su escaso contacto con él y la molestia de él de que Harrison no lo incluyera en su autobiografía lo hicieron repensar sus sentimientos hacia el astro, al grado de modificar su tema "All Those Years Ago", que originalmente sería para Starr, para hacer una especie de homenaje a Lennon, y el cual incluyó en el álbum Somewhere In England.

Su banda con Bob Dylan

La grabación del tema "Handle With Care" logró algo inesperado: el nacimiento de un nuevo grupo musical llamado The Traveling Wilburys, que fue conformado por Harrison, Dylan, Tom Petty, Jeff Lynne y Roy Orbison, ya que los músicos consideraron que la canción era tan buena que no podían dejarla como un Side-B del sencillo "This Is Love", de Harrison, por lo que decidieron convertirlo en la primera canción de su repertorio como banda.

Su amistad con Clapton lo llevó hasta Japón gracias a su gira conjunta George Harrison-Eric Clapton 1991 Japan Tour, del cual nació también un nuevo disco, Live In Japan, que se le acreditó a ambos artistas y a la banda que los acompañó.

Harrison logró limar asperezas con McCartney tras la muerte de Lennon, y ambas celebridades, junto a Starr, se unieron entre 1994 y 1996 para grabar The Beatles Anthology, que incluyó temas inéditos de la banda y un recorrido visual por la carrera de los miembros durante el grupo y después de él.

El artista decidió que había llegado el momento de detener sus apariciones públicas tras un suceso traumático de 1999, en el que un hombre, identificado como Michael Abram, intentó asesinarlo a él y a su esposa en su mansión, aunque ambos lograron detenerlo y emprender un proceso legal que llevó al agresor a una institución mental.

Lo que no sabías de George

Aunque su vida siempre estuvo ligada a la música, en sus primeros año, y a su yo espiritual, tras empaparse con la cultura hindú, el famoso tenía otras aficiones, como una pasión un tanto oculta por la Fórmula 1 que lo llevó a comprar un coche de carreras, cuyo valor estimado rondaba el millón de dólares.

Decirle adiós a The Beatles a sus 27 años no detuvo sus sueños y aspiraciones, ya que no sólo forjó una sólida carrera musical como solista sino también como cineasta con la creación de su productora Handmade Films, que fundó debido a que EMI Films rechazó realizar el filme “La Vida de Brian”, de los humoristas Monty Phyton; él logró que ese proyecto se materializara.

Sus padres tenían posturas diferentes respecto a su elección de carrera: mientras que su madre apoyaba enteramente su vena musical y se mostraba fanática de su creaciones, su padre quería que eligiera un oficio al igual que sus hermanos, que fueron jardinero y mecánico, para formar una empresa familiar comercial; por eso lo alentó a ser electricista cuando tenía 16 años, pero es algo que nunca lo terminó por convencer.

Amargo adiós

Harrison había batallado contra el cáncer de pulmón varios años atrás, el cual le regresó en 2001, haciendo dos metástasis en su cerebro, lo cual se convirtió en una enfermedad terminal diagnosticada en noviembre de ese año, a pesar de las batallas médicas que libró en Nueva York y Suiza.

Previo a su deceso, Harrison realizó algunos últimos trabajos musicales, como una colaboración para el disco Zoom, del grupo Electric Light Orchestra, para quienes compuso su último sencillo, "Horse to the Water", grabado el 2 de octubre del 2001, un mes y días antes de su deceso.

Sus últimos meses los vivió junto a su familia, y limando asperezas con gente con quien tenía problemas en sus relaciones, como su hermana Louise y sus ex compañeros de The Beatles; de hecho, McCartney le ofreció pasar sus días finales en su villa de Los Ángeles para evitar que su propio hogar se convirtiera en un espacio de culto para melómanos. Murió ahí, a sus 58 años, el 29 de noviembre.

La despedida pública de su familia 

"Abandonó este mundo como vivió: consciente de Dios, sin miedo a la muerte y en paz, rodeado de familiares y amigos", indicaron sus allegados en un comunicado.

Su hijo Dhani completó junto al compositor Jeff Lynne el álbum póstumo de la estrella, llamado Brainwashed, el cual se lanzó un año después, en el mismo mes de su deceso; alcanzó el puesto 18 de varios listados de ventas de Billboard, siendo los temas "Stuck Inside a Cloud" y "Any Road" los más populares del material.

Este año, en septiembre, la editorial Kultrum lanzó una reedición de la biografía de Harrison, “I Me, Mine”, que sólo tuvo un tiraje de dos mil copias en lanzamiento original.

¿Sabías qué? 

Una de las canciones favoritas del grupo tanto de Elvis Presley como de Frank Sinatra fue, justamente, una composición de Harrison: "Something", la cual fue incluida en el disco Abbey Road.

Entre los sencillos populares de la agrupación que salieron de la genialidad de Harrison se encuentran: "Here Comes the Sun", "Within You Without You", "Long, Long Long" y "I Need You", entre otras.

Sus rolas más queridas

Aunque hay mucha diversificación entre los fanáticos de Harrison por sus temas preferidos, la mayoría coincide en que, los que se incluyen en esta pequeña playlist, son de los mejores de su carrera.

*My Sweet Lord

El sencillo forma parte de su disco All Things Must Past, el cual, desde su estreno, se convirtió en un éxito rotundo, alcanzando los primeros puestos de listados de popularidad en Reino Unido, principalmente.

El objetivo del músico con la canción era crear una oración al Dios hindú Krishna y, a su vez, hacer un llamado crítico contra el sectarismo religioso al buscar que su creación combinara elementos del "Aleluya" judío, del Hare Krishna y de oraciones de varios textos antiguos de la India.

*What Is Life

Otro de los temas del disco All Things Must Pass, que fungió en Reino Unido como el "lado B" de "My Sweet Lord" y alcanzó el décimo puesto en listados de Canadá y Estados Unidos, y primeros puestos en listados de Australia y Suiza; contó con el apoyo de músicos como Eric Clapton y Delaney & Bonnie and Friends para su grabación.

Es el primer tema que está considerado como una carta de amor para una mujer y una deidad al mismo tiempo, el cual fue compuesto originalmente para el artista Billy Preston, aunque se decidió al final que Harrison lo tomaría para su trabajo musical como solista.

También logró popularizarse tras formar parte de los soundtracks de filmes como Buenos Muchachos, Patch Adams, Un Papá Genial, El Mejor Lugar del Mundo, Bienvenido a los 40 y Familia al Instante.

*All Things Must Past

El tema que le da nombre al disco homónimo de Harrison, el cual fue escrito mientras el músico aún formaba parte de The Beatles, ya que formaría parte del disco Let It Be, pero fue desechada conforme la producción fue avanzando; Harrison quiso darle una segunda oportunidad con su material de solista.

No obstante, también se incluyó como parte del material adicional del disco de The Beatles Anthology, y fue entonada por McCartney en el memorial público que se le hizo al compositor el 29 de noviembre del 2009, el cual llevó el título Concert for George.

* Here Comes the Sun

Un éxito rotundo que Harrison compuso para The Beatles y su álbum Abbey Road, la cual fue trabajada durante un año difícil para el músico, 1969, ya que entonces fue arrestado por posesión de mariguana, operado de las amígdalas y separado del grupo por voluntad propia.

La inspiración surgió un día en que decidió no acudir a una de las reuniones de la agrupación y, en su lugar, pasó un tiempo con su amigo Eric Clapton. Mientras se paseó por el jardín de su casa, con una de sus guitarras en mano, vio salir el sol de primavera por primera vez en esa temporada, lo que le dio el impulso para armar la canción.

*Something

También formó parte de Abbey Road en su lado A, siendo el primer sencillo de Harrison en lograrlo, así como en encabezar los listados de popularidad de Estados Unidos mientras el famoso se encontraba en las filas de The Beatles.

No sólo se volvió una de las preferidas de los fanáticos del grupo sino también de sus compañeros artistas, ya que es el segundo tema con más reversiones que ha tenido la banda gracias a famosos como Elvis Presley, Frank Sinatra, Shirley Bassey, James Brown, Tonny Bennett, Ana Gabriel, Julio Iglesias, Joe Cocker y Smokey Robinson, entre otros.