Cómo salir del Buró de Crédito y consejos para no volver a caer en él | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Buro_de_credito
Foto(s): Cortesía

Cómo salir del Buró de Crédito y consejos para no volver a caer en él

Luis Ángel Márquez

Antes de prestar tu tarjeta de crédito debes tomar en cuenta los riesgos a los cuales te enfrentas y los problemas que pueden presentarse. Sigue leyendo para conocer más acerca del tema. 

Esta es la historia de "Melissa". Ella prestó su tarjeta de crédito a su ahora ex novio para tener un contrato con una línea de telefonía móvil. Al principio todo marchaba sobre ruedas y él pagaba a tiempo, pero cuando la relación terminó, él dejó cumplir con su responsabilidad.

"Lo busqué en varias ocasiones para pedir que se hiciera responsable de su deuda, pero no obtuve respuesta, y al final, todo paso, entré al Buró de Crédito y terminé pagando la deuda".

Problemas de peso


Pero prestar la tarjeta de crédito puede ocasionarte más problemas de los que piensas. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) pone especial atención en las cuentas que presentan discrepancia fiscal, es decir, aquellas en las que el monto de pagos es mayor al de ingresos. Cuando una persona tiene un sueldo de, por ejemplo, 15 mil pesos mensuales, pero sus gastos e inversiones son más altos que esa cantidad, podría estar evadiendo la declaración de otros ingresos.

Para evitar discrepancia fiscal, es importante declarar otros ingresos, como lo serían donativos o préstamos, durante la declaración del año fiscal.

Prestar tu tarjeta a un familiar


Puede ser común que una persona preste su tarjeta de crédito a un amigo o familiar y después saldar la cuenta, pero cuando es una práctica recurrente el titular de la tarjeta está presentando mayores gastos que ingresos.

En casos graves, una persona física puede ser acusada de defraudación fiscal, con base en el Código Fiscal de la Federación en su artículo 109. Este es un delito que se castiga con prisión.

Lo que debes saber


Tener una tarjeta de crédito, un préstamo, seguro o cualquier otro producto financiero, implica diversas obligaciones, una de ellas, es cumplir con los pagos correspondientes.

No pagar en el plazo estipulado que ponen los bancos o entidades le acarreará afectaciones a futuro en su historial y score crediticio.

Cada vez que se apertura cualquier tipo de producto financiero, éste es reportado a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), como son el  Buró y Círculo de Crédito.

Desde el primer mes de haber contratado cualquier producto financiero, la entidad financiera reporta su comportamiento dando inicio a la creación del historial crediticio de cada cliente.

Si en algún momento dejas de pagar y se presenta un atraso, el adeudo inmediatamente se reflejará en tu historial.

Cuida tu score


Para calificar el comportamiento de pago de los usuarios existe el score crediticio, el cual es una calificación que las SIC construyen para asignar una puntuación, la cual es tomada en cuenta por las entidades financieras para saber si el cliente es sujeto de crédito o no.

Entre los factores que se consideran para calificar al usuario se encuentran los créditos solicitados:

-Las cuentas activas que tengas

-Si tiene atrasos o es un buen pagador

-La capacidad de pago de cada usuario y si tienes quitas o reestructuras de algún préstamo

Para tener un buen historial es importante pagar a tiempo los créditos que se tengan y analizar la capacidad de pago antes de solicitar otro préstamo.

Si ya caíste en impago, deberás trazar una ruta o un plan para organizar sus ingresos para ponerse al corriente con sus deudas.
 

*Con información de La Silla Rota