Pasar al contenido principal
x

Amazon, Google y Zoom: los grandes ganadores de la pandemia

CIUDAD DE MÉXICO.- A raíz de la pandemia por COVID-19, el home office y las reuniones virtuales se volvieron parte de nuestra cotidianidad. De la misma manera, el comprar ropa o realizar la despensa se hace sin mayor problema desde una aplicación.

 

De esta forma, la economía tuvo que reinventarse, y los grandes ganadores de la pandemia son las empresas que han solventado estas necesidades: Amazon, Google, Zoom y diversas empresas tecnológicas.

 

 

Amazon ha sido una de las empresas que mejor comportamiento ha tenido a lo largo de la cuarentena y esto se ve reflejado en el precio de su acción. Al inicio del 2020 el precio rondaba los 1,800 dólares y en septiembre de 2021 se encuentra en los 3,400 dólares.

 

 

 

 

 

El ejemplo de Zoom resulta aún más interesante: es una empresa que fue fundada desde 2011 pero que la mayoría de nosotros conocimos hasta la pandemia. Al inicio del confinamiento rondaba los 100 dólares por acción, en su mejor momento (septiembre de 2020) rebasó los 400 dólares y actualmente se encuentra rondando los 300 dólares por acción.

 

 

Previo al inicio de la pandemia, la empresa Zoom era desconocida por la mayoría. Pero gracias a la pandemia 600 y al apogeo de las reuniones virtuales, zoom se convirtió en la plataforma preferida por usuarios. Al inicio del 2020 zoom registraba un precio por acción alrededor de los 100 dólares y actualmente se encuentra cercano a los 300 dólares.

 

 

 

 

 

El apogeo de la nueva normalidad trajo consigo una fuerte demanda de electrónicos necesarios para el home office: computadoras, celulares, televisores, tablets, etc. A causa de esta fuerte demanda, se paró la producción de semiconductores para otros sectores y esta se transformó para satisfacer la nueva demanda. Como ya se ha planteado en este espacio, el haber transformado industrias completas para satisfacer la demanda de electrónicos dejó vulnerables otros sectores, como es el caso del sector automotriz y su actual crisis de chips.

 

 

La gran interrogante sobre la economía de pandemia es saber si cambiará cuando la pandemia acabe (algún día). Desde nuestro análisis algunos aspectos de la nueva normalidad se quedarán aquí, aunque la pandemia acabe, como es el caso del home office y todo lo que esto implica (reuniones virtuales, trabajo en casa, etc.). Otro punto importante son las compras en línea, resulta difícil creer que el e-Commerce (comercio en línea) sustituirá al comercio tradicional, probablemente no de manera inmediata, pero gracias a la actual situación, esta forma de comercio ganó partidarios y es que algunas marcas decidieron cerrar sus tiendas físicas y trasladar sus puntos de venta a lo digital.

 

 

Uno de puntos comparativos entre la vieja y la nueva normalidad es la movilidad. Por la pandemia se trató de restringir la movilidad para frenar los contagios, pero una vez que la crisis sanitaria haya acabado podremos observar un incremento de los viajes. Esto beneficiaría a uno de los sectores que más ha sido castigado por la pandemia, el sector aeronáutico. Otro sector que logrará regresar a un nivel de producción que satisfaga la actual demanda será el automotriz y esto ocurrirá cuando la demanda de electrónicos vuelva a los niveles previos de la pandemia o las industrias productoras de chips regresen a producir los insumos necesarios para el sector automotriz.

 

 

En conclusión, podemos afirmar que la economía pospandemia será un híbrido entre la economía de la vieja normalidad y la nueva normalidad. Seguirán existiendo las reuniones vía zoom y el comercio digital continuará abriéndose paso, pero a su vez sectores tradicionales como el automotriz y el aeronáutico lograrán salir adelante una vez que sea superada la pandemia.