Pasar al contenido principal
x

El viaje que cambió el mundo

ESTAS LETRAS QUE LEES

Rodrigo Velásquez Torres

Ayer fue un aniversario (debería ser luctuoso) del inicio del genocidio más grande en la historia de la humanidad. Hace 529 años, un marinero genovés, acompañado de una flota de tres carabelas, pisó tierra después de un viaje de más de 60 días, atravesando el Océano Atlántico, comenzando así un encuentro cuyas repercusiones perdurarán mientras exista la humanidad.

Si bien se ha comprobado que no fue el primero en pisar estas tierras, pues se han encontrado vestigios de campamentos vikingos en la zona de Canadá, el encuentro en esta ocasión sería un choque brutal; el triste encuentro conmemorado el día de ayer, es un recuerdo de lo despiadado que el ser humano es cuando tiene la mente nublada por fanatismos religiosos y dogmas de fe.

Los motivos de la aventura son conocidos. Las carabelas partieron del Puerto de Palos el 3 de agosto de 1492, en búsqueda de una nueva ruta para adquirir especies para sus alimentos, telas para ropas y esclavos para sus minas; pero, ¿por qué decidieron hacerlo por mar, si existía la ruta terrestre? La respuesta es un poco más compleja y tiene que ver con la recuperación de los reinos ocupados por los árabes en la península ibérica y la expulsión de los mismos, gracias a la reconquista que los reyes Isabel y Fernando hicieran unificando sus fuerzas y sus reinos (Castilla y Aragón, respectivamente), obteniendo así el sobrenombre con el que pasarían a la eternidad: “Reyes Católicos”.

Con este acto, los árabes fueron desterrados de los reinos católicos y se establecieron en la zona del medio oriente, bloqueando así el paso terrestre hacia la zonas de India y China, impidiendo a los vencedores, abastecerse de materia prima básica para la preparación de sus alimentos. Era necesario, conveniente y urgente encontrar una nueva manera de llegar a esa alejada zona, sin tener que enfrentar nuevamente la zona ahora poblada por los árabes.

Por otro lado, ya en la época clásica de los griegos, Eratóstenes se había encargado de demostrar que la tierra es redonda; lamentablemente, esa valiosa información y mucha más se perdió durante los múltiples ataques realizados por la primitiva iglesia cristiana, intolerante hacia los centros de conocimiento (la quema de la biblioteca de Alejandría es un ejemplo conocido), llevando así a la humanidad a una época de obscuridad que abarcaría varios siglos, una etapa en la historia humana que ha sido denominada como “obscurantismo”, en donde la secta al poder traficaba con las ilusiones y las almas rotas.

El encuentro marcó y cambió para siempre la historia humana, transformando para siempre la mentalidad de las antiguas naciones y de las recién formadas. En la actualidad es una fecha tan importante para la nación ibérica, que su fiesta nacional y de identidad patriótica está marcada en ese día, conmemorando con ello un encuentro entre dos mundos que nunca debió de ocurrir. 

Contacto y réplica:

[email protected]