Pasar al contenido principal
x

Consultorio del alma: Cuenta conmigo | Vivir los sueños a través de las plataformas digitales, un tipo de engaño del Yo

consultorio3
Foto(s): Cortesía
Redacción

Daniela Clarisa Concha León

En la vida cotidiana solemos pasar momentos incómodos que nos hacen tener sentimientos desagradables, pensamientos desalentadores y emociones confusas, situaciones que nos llevan a sentir que el día se nos arruinó pues nos llegan a trastocar fibras sensibles. Que alguien no responda el saludo, que la computadora este lenta, que un amigo se dirija a nosotros de forma cortante, que el jefe haga una llamada de atención, son solo algunos de esos momentos. Para algunas personas es obvio identificar qué fue lo que les molestó; para otras eso no es fácilmente perceptible, ya que pareciera que, en el momento, dicha situación carece de importancia.

Por otro lado, hay quienes explotan emocionalmente ante sucesos que amigos cercanos catalogarían como insignificantes, tal es el caso de Julia.

Te cuento una anécdota, sacada de la ficción pero cercana a la realidad Julia es una joven de 31 años quien, al revisar las redes sociales, tuvo la inquietud de buscar los perfiles de sus ex compañeros de la preparatoria, con la sorpresa de que encontró a varios, incluso aquellos que en su momento aborreció. Algunos ya vivían en pareja, otros se habían casado pues postearon las fotos de la boda. Algunos hasta habían recorrido el mundo. Juanita, la que le caía gorda, se había titulado de médico y tenía publicado un libro de su autoría. En algún momento ella solo dijo: “me alegro mucho por ellos”. Cerró el Instagram y regresó a ver los videos de moda que tanto disfrutaba. Julia dejó esa situación de lado, pues no le representó ningún conflicto.

Al día siguiente Julia no pudo despertarse a la hora habitual, sentía un desgano tal que le costó trabajo levantarse de la cama, como si su alma estuviera desconectada de su cuerpo.

Tampoco realizó las actividades que tenía planeadas para ese día. No se bañó, ni se cepilló los dientes. Coincidió con un día nublado y lluvioso, de esos que se les llama tristes, al que le atribuyó sus ganas de llorar. Lejos estaba de imaginar que su estado de ánimo era consecuencia de la vivencia del día anterior, donde contrastó su vida de profesora de educación primaria, con la de sus ex compañeros. Habrá de mencionarse que vivía cómodamente, en casa propia, y que está por terminar su segunda Maestría.

Trampas del Yo

Lo que le sucedió a Julia es algo por lo que algunos han pasado, mirar como sus conocidos progresan y realizan cosas. Nuestra protagonista tiene la estabilidad económica y las posibilidades de realizar algunas actividades que sus ex compañeros han llevado a cabo, pero simplemente no lo intenta o se dispersa viendo videos de Tik Tok, donde puede ver a personas disfrutar de aquello que le deja la vivencia de un “me gustaría vivirlo”, pero que no termina por reconocer como un anhelo.

Para Julia el estado afectivo con el cual despertó es ajeno a la vivencia del día anterior, su desgano se lo atribuyó a que el día estaba triste, pues para su sistema percepción- conciencia es preferible tener tal creencia. Ella no se percata que tomó una decisión: vivir sus sueños a través de los videos de Tik Tok. ¡Solicita una asesoría psicoanalítica con nosotros! Pide informes a los teléfonos 951 244

7006/ 951 132 8534 y ¡Hazte escuchar por un psicoanalista del INEIP A.C.!

[email protected]

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.