Pasar al contenido principal
x

ÁNGELES Y PALABRAS: Lazos que se tejen para que la vida continúe

Isela Sedano 

 

Los ángeles establecen los lazos que existen entre el hombre y la fuente de la vida, entre la humanidad y en todo lo que tiene vida, estos lazos  cobran vida con un simple buenos días, así con un buenos días es invocar la vida, que existe en cada uno y el lazo se acaba de establecer por esa palabra perdura, la vida se transmite por medio de la vibración que se emite desde el tono que se emplea, por la energía que se proyecta, y el deseo de decir buenos días al otro y el gozo de que le respondan.

Los lazos se crean cuando se le da la mano a un niño para que camine  o cuando se responde al llamado de alguien que no está bien y, que por el simple hecho de verlos o escucharlos se origina una amistad y un lazo de vida, estos lazos se tejen permanentemente para que la vida continúe.

Si alguien está muy triste o muy deprimido dichos lazos siempre existen, basta con invocarlos y pedir que vengan para que se materialicen, se establecen para para que el ser humano comprenda que no está solo y que la vida existe... Y no está solo porque todo es vida. Lo que está vivo llama a lo que está vivo, a través de la ley de la resonancia,

La vida llama a la vida y nos dice: formen puentes, den paso a estos lazos en conciencia y serán más fuertes. Así se cumplen más fuertemente su función de crear y conservar la vida, fortaleciéndola y llevando más luz a todo lo que exista en el planeta con el fin de que tenga lugar la transformación y todo se convierta en luz y conduzca a la energía de oro.  Esta está contenida en lo que existe. El  oro alquímico es el mayor símbolo que se puede tener a nivel de la luz y de dios.

Por lo tanto cuando se escucha un llamado, se trata de un llamado de la naturaleza o un ser humano que necesita saber que el lazo existe, por esto siempre hay que estar atentos a lo que pide nuestro entorno, que nunca estará por encima de las capacidades, todo es equivalente a las energías, las cosas siempre están en equilibrio y en adecuación de cada uno de los seres humanos.

Cuando estas energías son justas todo se equilibra y en adecuación con cada uno, las energías se establecen para que la verdad explote en su interior. Llegó el momento en que la verdad sea, de que la honestidad exista y viva, para que cada uno sienta la armonía y el equilibrio y sepa todas las cosas que desea vivir.

Los ángeles nos dan el mensaje que las cosas se hacen rápido, y si el ser humano se equivoca, solo se tiene que reiniciar el mismo camino, este es el momento para avanzar mucho más rápido, para cansarse menos para sufrir menos y ser más felices interiormente y con lo que nos rodea simplemente en armonía con la energía de Dios.