Pasar al contenido principal
x
Los cobertores San Marcos ya no se fabrican desde inicios del siglo XXI.

¿Tienes un cobertor del tigre? Aquí la triste historia de su origen

Israel García Reyes

Los cobertores San Marcos con la imagen de un tigre se han vuelto tendencia en redes sociales, además que son una especie de “marca genérica” para cualquier frazada que sea grande, duradera, caliente y con un estampado “llamativo”.

Lo cierto es que los cobertores San Marcos ya no se fabrican desde inicios del siglo XXI debido a que la compañía fue vendida y luego cerró tras enfrentar duros problemas económicos; sin embargo, se les considera artículos de colección.

A su vez, en los años 70 y 80 del siglo XX, aunque dichos cobertores eran muy demandados en el mercado mexicano, se relacionaban con las clases populares, esto debido a sus precios accesibles.

Sin embargo, en México, hogares de todos los niveles tenían cobertores de este tipo.

Los diseños más populares tenían dibujos de animales como unicornios, caballos y águilas, siendo los más famosos –por alguna razón extraña– aquellos que tenían la imagen de un tigre.

Asimismo, los cobertores San Marcos se empezaron a fabricar en la década de 1970, después de que el empresario textilero Jesús Rivera Franco encontrara la manera de fabricar una cobija diferente, caliente y con estampado que pudiera comercializarse masivamente.

Fue justamente en un viaje a España donde encontró la forma de fabricar este artículo.

Rivera Franco instaló en la década de 1950 un taller y, en poco tiempo, el negocio creció hasta que, a finales de los años 80 se convirtió en Grupo Textil San Marcos, llegó a tener una decena de plantas industriales en las que trabajaban 4,000 personas, en Aguascalientes.

En 1992 vendió Grupo Textil San Marcos al consorcio regiomontano Celulosa y Derivados (Cydsa), el cual tenía divisiones industriales dedicadas a los hilos acrílicos, fertilizantes y productos químicos, respectivamente.

A su vez, Cydsa tuvo problemas y, en mayo de 2004 se vio obligada a cerrar la planta, ubicada en Gómez Portugal, Aguascalientes. Fue así como se dejaron de fabricar los famosos cobertores.

Hoy en día es común ver en tiendas, mercados y páginas de venta en internet que se ofrezcan “cobertores tipo San Marcos”, y hasta hay quien copia la etiqueta, la cual todavía es también muy bien identificada por la población.

Asimismo, la etiqueta de los productos originales muestra la entrada del jardín de San Marcos, en la capital de Aguascalientes y que también inspiró el nombre de la empresa.

Lo cierto es que estos cobertores han sido motivo de selfies y memes que inundan las redes sociales.

FOTO: Monitor Expresso