Marihuanol "marea" normas en Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Marihuanol "marea" normas en Oaxaca

Nadia Altamirano Díaz

Mientras la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discute el proyecto que daría 90 días a la Secretaría de Salud federal para expedir el reglamento del uso terapéutico de la marihuana, en el zócalo de la ciudad de Oaxaca se comercializan de manera informal ungüentos que aseguran tienen ese ingrediente.


“El uso de este producto no es un medicamento” es la leyenda que se aprecia en los frascos de 125 gramos que Julián N. ofrece todos los días a cambio de 50 pesos cada uno o tres por cien pesos.


“Tiene mariguana, árnica, condroitina, alcanfor, diclofenaco y eucalipto, sólo se tiene que aplicar en las rodillas, la ciática o la lumbar, también sirve para aliviar esguinces, calambres, várices, o tos y anginas si se pone un poco en el pecho”, es la retahíla con la que el vendedor convence a una turista que disfruta de la sombra de un árbol, sentada en una banca de fierro.


La misma labor de convencimiento la aplica con otra paseante, quien duda que el gel tenga marihuana.


“Voy a pensarlo”, dice en un intento de evadir al vendedor informal que cinco minutos después regresa con una rebaja: 30 pesos por el frasco, pero la oferta hace desconfiar más a la posible clienta que lo rechaza tajante.


La escena, con sus particularidades, se repite hasta que Julián logra vender diez pomadas por día, sin que alguna autoridad le prohíba hacerlo o personal de Insumos para la Salud o Calidad Sanitaria de la Dirección de Regulación Sanitaria de los Servicios de Salud de Oaxaca le asegure la mercancía.


Autoridades no actuan


De acuerdo con los artículos 234 y 243 de la Ley General de Salud, el marihuanol es un producto prohibido para su libre venta y debe ser asegurado por la autoridad sanitaria competente, pero en los hechos no ocurre así.


La jefa del Departamento de Supervisión Sanitaria del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, Karina Juárez Galindo, alertó del riesgo de adquirir este producto que carece de autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).


Sin satinizar el uso de la marihuana para uso medicinal, explicó que su uso sin prescripción médica puede provocar desde una reacción alérgica -como la aparición de “una ronchita” en la piel- hasta el cierre de vías respiratorias por un broncoespasmo, generando incluso la muerte.