Corrupción y "becas" nutren la pobreza | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Corrupción y "becas" nutren la pobreza

Citlalli López Velázquez

La corrupción en la aplicación de recursos para el combate a la pobreza, la dependencia de las familias sobre apoyos dirigidos a la niñez y crisis recurrentes, son sólo algunas de las causas que incidieron en el incremento de la pobreza en Oaxaca durante la última década, señaló la maestra en sociología con atención al desarrollo regional, Virginia Reyes de la Cruz.


En estudios realizados sobre el impacto de los programas sociales en comunidades de Oaxaca, la docente del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad (IISUABJO), observó que las familias que recibían recursos a través de las becas a niñas, niños y adolescentes en edad escolar se volvieron dependientes de éstos y de alguna manera las limitó otras posibilidades de crecimiento.


Dinamitan programas


“Habían familias muy hechas para los programas que recibía y cuando dejaron de recibir esos recursos, porque los hijos crecieron o migraron, las familias quedaron desestructuradas, eso lleva a pensar que no se ha evaluado bien el programa y por eso no hay resultados”, indicó. 


Esta situación en específico -manifestó- afectó principalmente a las mujeres quienes por recibir este recurso eran ubicadas en comisiones a manera de tequio en los centros escolares, cocinas comunitarias o en el municipio. 


“Ellas no realizaron una actividad que les permitiera posicionarse o vivir después de los hijos. Los programas implementados generaron una dependencia y limitaron las posibilidades de las familias para poder seguir desarrollándose”, sostuvo.


La especialista en el tema señaló que de ahí la importancia de la evaluación de los programas para detectar los puntos negativos para irlos ajustando y que no se generen nuevos problemas.


Claroscuros


“No podemos decir que en este caso el programa era malo. Era bueno porque vimos un crecimiento en el número de mujeres que terminaban la primaria, la secundaria o el bachillerato. Eso se fue elevando y fue bueno, lo malo es que no se vió el efecto a estas familias que se volvieron dependientes al apoyo de los hijos”, destacó.


Por otro lado -agregó- está la corrupción de los gobiernos en donde los recursos no iban hacia los rubros que tenían que aplicarse o se daban a medias, además de las crisis recurrentes que impactan con mayor fuerza en las familias más marginales.


La especialista advirtió que debido al endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos, podría presentarse una nueva crisis en el estado por caída de remesas. “Una de las cuestiones importantes es que las personas en las comunidades viven de las remesas y si éstas caen tendremos problemas fuertes”, sostuvo.


Necesarias nuevas estrategias


Reyes de la Cruz consideró que se tienen que generar nuevas estrategias que permitan acciones detonadoras de bienestar sobre todo en un contexto de crisis global.


El reporte 10 años de medición de la pobreza México 2008-2018, realizado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señala que mientras que en 2008 habían 2 millones 354 mil 400 personas en pobreza, para el 2018 la cifra creció a 2 millones 714 mil 700 personas, es decir un aumento de 15 por ciento en el periodo, lo que representa que 1 de cada seis personas en pobreza en la entidad, cayó en este indicador en la última década.