Pacientes en Oaxaca prefieren asistir con médicos particulares | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
hospital
Foto(s): Cortesía

Pacientes en Oaxaca prefieren asistir con médicos particulares

Nadia Altamirano Díaz

Cada vez que Isabel enferma evita acudir a la clínica del ISSSTE donde podría recibir atención gratuita. “Hay que esperar horas y llegar muriéndote para que te hagan caso”, justifica la mujer de 70 años que prefiere destinar dinero de su pensión para acudir con un médico del servicio particular que le diagnosticó COVID-19 el mes pasado.

Rosario es un poco mayor que Isabel, pero pese a los 55 años que lleva vendiendo comida en una fonda no es derechohabiente de salud y aunque no tiene dinero, prefiere pedir prestado e ir con su médico particular antes que acudir al centro de salud de la agencia de Viguera, en donde vive.

“Iba a perder tiempo y mi pie me dolía mucho, no podía caminar y si no trabajo, no como, porque nadie me mantiene”, dice al mostrar el dedo pulgar de su pierna izquierda, sobre poniéndose todavía al dolor de una uña enterrada. 

Tanto Isabel como Rosario son parte del 26% de la población que en Oaxaca, al igual que Puebla, Guerrero y Morelos, reportan esa necesidad de atención en salud en tres meses previos a la aplicación de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2021 sobre COVID-19.

De ese 26%, 15% no buscó atención porque considera que “no era tan grave” (63%), que hacerlo “es caro o no tenía dinero” (13%), por miedo a contraer COVID-19 (7%), porque le programaron su cita (4%) o porque “no tuvo tiempo” (3%).

Entre el 85% que sí buscó, sólo el 35% acudió a una institución de salud pública, el porcentaje mayor se atendió en el IMSS.

Por compartir la misma vivienda y convivir en un entorno parecido, tanto los ingresos, comportamientos, acceso a servicios y riesgos similares infieren en el estado de salud de las personas, por lo que la Ensanut indaga en estas características para proporcionar un panorama de las condiciones de salud y nutrición de la población.

Durante el levantamiento del trabajo de campo de la Ensanut 2021 sobre COVID-19, la información se obtuvo de 12 mil 619 hogares que representan a 36.7 millones de hogares habitados en promedio por 3.4 personas y encabezados en el 31.3% por mujeres.