Cultivos de traspatio, regreso a lo ancestral en Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Hortaliza

Cultivos de traspatio, regreso a lo ancestral en Oaxaca

Citlalli López Velázquez 

 

Para enfrentar la escalada de precios en alimentos y hacer frente a la crisis económica que ha generado la COVID-19 en el mundo, familias de Oaxaca regresaron a la siembra de traspatio y cultivo de plantas medicinales para autoconsumo.

“Una familia que cultiva para su autoconsumo tiene un ahorro bastante interesante puesto que el cilantro, perejil y rábano son del consumo casi del diario. Es decir, una familia está gastando entre diez a 30 pesos en las hierbas que utiliza. En promedio se ahorra 15 pesos diarios, 450 pesos en un mes”, señala Oliverio Neri, habitante de San Andrés Zautla, quien con el inicio de la pandemia decidió cultivar sus propias hortalizas para garantizar una alimentación saludable y también ahorro.

“Yo inicie hace un año por salud. Todos mis cultivos son orgánicos y regados con agua limpia. La pandemia nos agarró con pocas defensas, con una alimentación muy precaria o chatarra. Decidimos regresar a lo ancestral”, destacó.

Rábano, lechuga, cilantro, perejil, son algunos de los productos que cultiva para su autoconsumo.

Cuando la tierra y su trabajo le da más de lo que requiere, ofrece los alimentos de manera gratuita a personas de su misma localidad.

“Esto es estrictamente autoconsumo. Mis cultivos sí pueden dar para pensar en la comercialización, pero el tiempo y trabajo que se le dedica a cultivar los productos harían que su costo fuera alto. Es difícil pensar en la comercialización ya que no es redituable considerando todo el trabajo que lleva”, destacó.

Iván Hernández Baltazar, es otro ejemplo. Casi a la par de la pandemia emprendió el proyecto “El Cajete, huerto orgánico y sustentable” con el cual se provee de zanahoria, betabel, calabaza, espinaca, lechuga, chayote camote, ejote, ajo y cebolla, libres de pesticidas y agroquímicos.

La iniciativa surgió primero como una inquietud de generar un autoabastecimiento. En un pequeño espacio de su vivienda ubicada en Zaachila, hizo una preparación del terreno y después comenzó la siembra. Actualmente la producción permite abastecer a siete familias semanalmente.

“La siembra de traspatio tiene mucha importancia y todavía se ocupa, pero no es tan fuerte como era antes”, destacó.