Xochimilco se va llenando de bares, basura y delincuencia: vecinos | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x

Xochimilco se va llenando de bares, basura y delincuencia: vecinos

Alexei García 

“Ahorita tenemos aquí severos problemas con el tema del cambio del uso de suelo, que la autoridad municipal ha estado cambiando; ha sido muy drástico, esta es una zona que nosotros la hemos defendido como habitacional y el municipio ha estado autorizando diversos salones de fiesta, bares en esta zona y ahorita ya nos están invadiendo de manera desmedida y desafortunadamente pues no nos hacen ningún caso”, afirmó César Gabriel García Santos, presidente del Comité de Vecinos (Comvive) de Xochimilco.

Agregó que un claro ejemplo del desplazamiento de las y los habitantes es el caso del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, que se encuentra lleno de comercios y en donde los antiguos residentes optaron por vender su propiedad y evitar los problemas de una zona comercial.

“Nosotros queremos que se nos escuche y que se nos haga caso en ese punto de conservar la habitación en esta zona. Tenemos nuestro derecho a la tranquilidad, a la vivienda, pues es para nuestro bienestar”, declaró en inmediaciones de la Plazuela de la Cruz de Piedra.

Exceso de bares y salones de fiestas

César Gabriel García Santos, residente del barrio de Xochimilco, aseveró que con la anuencia de las autoridades, que supuestamente han autorizado el cambio de uso de suelo, han aumentado los bares y salones en renta para eventos.

Afirmó que estos nuevos comercios están desplazando a los habitantes de este barrio de clase media. “Lo que generan los bares es ruido, exceso de carros en esta zona, delincuencia; obviamente, al haber más vehículos, más estacionamiento, gente en estado de ebriedad, pues la delincuencia aprovecha en hacer daño, suciedad, basura; entonces, obviamente todo eso se nos va quedando a los que vivimos acá y nosotros lo que queremos es que se vaya bajando”, detalló.

“Los horarios de los restaurantes, se entiende que hay unos que son restaurantes de comida y otros ya resulta que son bares clandestinos; y pues todo ese tipo de cosas, pues quisiéramos que el municipio ahora sí que, desafortunadamente, ya se va esta administración y pues queremos que la nueva administración tome cartas en el asunto”, puntualizó.

“Si (Oaxaca de Juárez) es una ciudad patrimonio, que se normen bajo ese régimen, porque al final de cuentas ahorita vemos gente que tiene, que ha estado llegando, compra propiedades y es para eso precisamente, para hacer bares y realmente la habitación en la ciudad se ha ido acabando”, explicó.

En Xochimilco “todavía tenemos habitación, somos un poquito más de 70, 80 familias que vivimos aquí; entonces, pues estamos tratando de una u otra forma de defendernos de ese mal que está acogiendo a Oaxaca”, dijo.

Autoridades rechazan realizar cambio de uso de suelo

El presidente del Comvive de Xochimilco expresó que las veces que se han reunido con las autoridades, han negado que autoricen el cambio de uso de suelo; no obstante, continúan en crecimiento los bares y terrazas.

“Entonces qué tipo de autoridad tenemos; si ellos no lo autorizan, por qué es que lo permiten; cómo es que estas personas pueden hacer uso de estos espacios para hacer este tipo de salones, de bares; se entiende que para poder poner un salón en una zona, hay una reglamentación; para poner un bar, cerca de una escuela, aquí tenemos zona escolar, hay aquí cerca; sin embargo, los bares los ponen a 100 metros, a menos de lo que está permitido y la autoridad dice que lo va a ver”, reveló.

Permisos de construcción, un dolor de cabeza

García Santos aseveró que muchas personas de este barrio tradicional optan por vender, debido a que sus inmuebles están muy dañados y para poder realizar modificaciones deben tener permisos del Centro Histórico, del INAH; al ser complicado, deciden vender sus propiedades.

“Llega (gente que) tiene poder adquisitivo, para comprar y remodelar a su gusto; no tienen ningún cuidado en el tema arquitectónico, destruyen todo lo que ha estado. Entonces, es muy incoherente la respuesta de la autoridad; cuando uno quiere hacer las cosas de una manera bien, nos cuesta mucho trabajo sacar un permiso, hacer una remodelación; llega gente con dinero, llega tira, les ponen unos sellos y con pagar las multas les permiten hacer sus viviendas”, puntualizó.

“Nosotros defendemos este espacio que tenemos de La Cruz de Piedra, donde todavía tenemos habitación; somos más o menos unas 70 familias, 80 familias las que vivimos aquí; tratamos de defendernos de esa mancha”, finalizó.