Pasar al contenido principal
x

"Siguen violando derechos de las mujeres en la UNISTMO": catedrática

Virginia Ilescas Vela, doctora en Ciencias Sociales y exprofesora investigadora de la Universidad del Istmo (UniIstmo), afirmó que la recomendación emitida por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) en contra de la institución educativa, ubicada en el Istmo de Tehuantepec, acredita las violaciones a derechos humanos contra su persona y también contra las alumnas de la carrera de Derecho que presentaron denuncias por acoso sexual.

La DDHPO emitió una recomendación a la UnItsmo al afirmar que se acreditaron violaciones a los derechos humanos contra la comunidad estudiantil y profesorado, “relativos a vivir una vida libre de violencia, educación libre de violencia y sin discriminación; a la igualdad entre hombres y mujeres, así como al debido proceso”.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la DDHPO indicó que mediante su recomendación busca garantizar el respeto a los derechos de las mujeres y el profesorado.

Pidió a la institución educativa crear un protocolo de atención a casos de violencia de género, campañas informativas, instaurar una cátedra de Derechos Humanos en todas las carreras y la reparación integral del daño a las víctimas.

Sobre el caso de la catedrática Virginia Ilescas Vela, recomendó su reincorporación en el trabajo en que se desempeñaba hasta el 13 de noviembre de 2020, cuando fue separada de su cargo como investigadora asociada B.

Solicitó también garantizar el restablecimiento de los derechos laborales que corresponden a Virginia Illescas y a los docentes Héctor Ortega Martínez y Montserrat Sánchez Moreno.

La Defensoría también solicitó que a las y los estudiantes involucrados les sea garantizado el restablecimiento de sus derechos y se les conceda la reparación integral del daño; además de su inscripción al Registro Estatal de Víctimas, para que tengan acceso a los recursos del fondo estatal y a la reparación integral, de acuerdo con la Ley de Víctimas del Estado de Oaxaca.

También pidió reiniciar los procedimientos administrativos de responsabilidad contra IGVC y SFAE, además de comenzar el procedimiento administrativo de responsabilidad en contra de las y los servidos públicos que con su omisión consintieron o toleraron la violación a los derechos humanos de estudiantes, además de una disculpa pública.

Recomendación de la DDHPO sienta un precedente: catedrática

“Es lo que yo estoy exigiendo, que se me reinstale en mis actividades docentes, el pago de mis salarios y prestaciones, canceladas por esta persona, Modesto Seara Vázquez, el rector del Suneo, desde el 20 de noviembre de 2020, tengo un año y 10 días que no me pagan y no puedo acercarme por esta amenaza que tengo contra mi vida directamente. La Defensoría acredita estos hechos y por eso emite la recomendación”, expresó Virginia Ilescas.

“Hay dos profesores de derecho vinculados a proceso por acoso sexual, pero no son los únicos casos, hay más alumnas que tuvieron que irse del plantel por diferentes tipos de violencia, incluyendo la violencia sexual y tienen todo el derecho de regresar a una institución que le pertenece al pueblo de Oaxaca”, declaró.

Para Virginia Ilescas, esta recomendación sienta un gran precedente, porque visibiliza estos problemas que existen en las universidades del estado.

Además aseguró que las instituciones de educación superior tienen la obligación de actualizar sus reglamentos e incorporar protocolos para la atención de la violencia de género en contra de las mujeres, pues tienen reglamentos de hace 32 años en donde ni siquiera figura la palabra “género”.

Recalcó que la entidad oaxaqueña cuenta con una alerta de género, por lo que indicó que es grave que las universidades normalicen la violencia “porque están dando permiso al resto de la población a ejercer esta conducta, que puede terminar la vida de las mujeres”.

Ilescas Vela aseguró que en caso de que Modesto Seara Vázquez, rector del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (Suneo) y los directivos no cumplan con esta recomendación “siguen violando derechos humanos y siguen haciendo caso omiso de las instrucciones y vuelven a sumar delitos, que tienen que seguirse denunciando”, finalizó.