Representarán a México en Europa con proyecto de motocicleta eléctrica | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Representarán a México en Europa con proyecto de motocicleta eléctrica

Ana Lilia Pacheco

Ana Lilia Pacheco

Para Ivonne, Ismael, Karla, Mario y Odette y otros 40 estudiantes de distintas carreras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no hay obstáculos para demostrar que México no sólo puede ser un país que genere materias primas, sino talento para la creación de vehículos, en este caso una motocicleta eléctrica.

Con 21 y 22 años, ellos son los primeros jóvenes mexicanos en participar en el concurso internacional MotoStudent con el que, además de ganar, quieren incentivar a más jóvenes mexicanos a participar en competencias internacionales, pues están seguros que en el país hay talento.

Mario Herrera, quien estudia la licenciatura de Ingeniería Industrial, lamentó que el número de patentes que registra México al año es muy bajo en comparación con la de Estados Unidos, por lo que con este proyecto de Moto Spark UNAM Racing Team, quieren que jóvenes y adultos se animen a aumentar el número.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), durante 2021 solamente se registraron 15 patentes y 157 diseños industriales, mientras que Estados Unidos registró 640 mil 181.

“¿Por qué sucede? Porque desde que somos pequeños no nos inculcan el desarrollo, pero queremos que todos sepan que somos un país capaz de hacerlo y nosotros podemos ser el ejemplo de alguien”, subrayó.

Moto Spark UNAM

En agosto de 2020 Ivonne Guillén Tinoco e Ismael Beristain, ambos estudiantes de Ingeniería Mecánica se preguntaron: “¿Y si hacemos una motocicleta?”, por lo que comenzaron a juntar a un equipo primero de 5 personas y actualmente ya son 40, de distintas carreras como Administración, Economía, y de ingenierías Industrial, Mecatrónica, Biomédica y Aeroespacial.

Fue así que crearon Moto Spark UNAM para poder inscribirse en el concurso MotoStudent que se llevará acabo en 2023 en España, por lo que ellos son el primer equipo mexicano y de estudiantes, que compatirán con un prototipo de motocicleta eléctrica.

Junto con Karla Collín y Odette García, comparten el modelo que presentarán y que tiene como objetivo evitar contaminación,  así como eliminar los residuos de combustión que afectan al ambiente.

Explican que eligieron el uso de nuevas tecnologías para el cuidado del medio ambiente, además de demostrar que México tiene un gran potencial del desarrollo de la tecnología y “queremos ponernos en el mapa en ese aspecto”.

Karla, estudiante de Ingeniería en Sistemas Biomédicos, agrega que también buscan desestigmatizar el motociclismo en México y crear conciencia, y confiesa que conseguir que la UNAM les dé reconocimiento oficial ha sido un proceso largo.

Odette agrega que además del concurso, quieren continuar haciendo más proyectos y trabajar con empresas, además de seguir apostándole a las energías limpias en la movilidad.

“Queremos seguir ayudando en seguir innovando y desarrollando tecnología para la humanidad. Al inscribirnos al concurso, hacemos que la industria de la movilidad eléctrica se mantenga siempre en innovación y desarrollo; el proyecto es una semilla más para mantener esa energía para el avance continuo, para que sea la movilidad cotidiana”, subraya.

Obstáculos

Ismael relata que desde que decidieron inscribirse al concurso, han tenido que enfrentarse a distintos obstáculos como el que crean que no tienen el conocimiento necesario para participar.

“El proyecto que estamos realizando es a nivel maestría y nosotros somos de licenciatura; es un reto importante para nosotros”, explica Mario.

Por su parte, Ivonne, quien además es la capitana del equipo, relata que comenzaron haciendo boteos para recaudar fondos para la inscripción y distintos pagos que tienen que hacer como el de aduana cuando llegan los materiales.

“Llevamos la información a los boteos para que vieran que sí somos de la UNAM y que sí estamos trabajando en el proyecto. También hemos ido a hablar con empresas para que apuesten por nosotros y vean que sí vamos en serio”, expone.

Mario subraya que en México sí hay desarrollo; no obstante, hay una falta de cultura de apoyar a quienes lo están haciendo, por lo que esperan que puedan obtener resultados satisfactorios en España.

“Somos estudiantes que estamos tratando de conseguir recursos para un proyecto que quieren sacar adelante y que no te crean, la verdad es bastante estresante”, menciona Ivonne.

Los estudiantes informan que el prototipo funcional de la motocicleta estará listo para diciembre, mientras que el concurso será  a finales de 2023, por lo que pueden apoyarlos con donativos y seguirlos en redes sociales.