Otorgan premio Internacional a oaxaqueña por preservar el maíz nativo | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Premio Cargill – Cimmyt

Otorgan premio Internacional a oaxaqueña por preservar el maíz nativo

Nadia Altamirano Díaz

La ingeniera agrónoma oaxaqueña Alma Delia Ruiz Mendoza recibió el Premio Cargill – Cimmyt a la Seguridad Alimentaria y la Sustentabilidad  en la categoría de productora por su proyecto colectivo de con mujeres mixes "Kämtunp".

Ruiz Mendoza confirmó que su regresó hace tres años a su ranchería El Portillo Mataganillas, en Ayutla Mixe, le permitirá demostrar a otras personas que se pueden generar economías con el sistema milpa que asocia la siembra del maíz, con la calabaza, el fríjol y los árboles frutales.

“La asociación de cultivos en el sistema milpa siempre se ha visto como un rezago y, por el cambio climático, ha hecho más difícil producir maíz; son los productores quienes resienten la disminución de la producción y prefieren irse a la ciudad y no sembrar sus tierras”, dice consciente de que ese contexto puede ser decisivo para que esta práctica de siembra tradicional se pierda.

Quedarse en su comunidad

Alma Delia tiene 39 años y además de ser ingeniera agrónoma por el Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca, estudió una maestría en estudios del desarrollo rural en el Colegio de Postgraduados.

Desde que comenzó su vida laboral, que incluyó ser colaboradora del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) para dar asesoría y capacitación a los productores, Alma Delia se preguntó qué hacer para las personas descubran que del sistema milpa se puede obtener alimento, pero también generar ingresos “sin deteriorar lo que ya se tiene, como las propias semillas y los árboles frutales”.

Originaria del municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, tan luego volvió a radicar en la ranchería El Portillo Mataganillas, Alma Delia comenzó a trabajar un proyecto con sus propios recursos e invitó a amistades, familiares y productoras a las que les había dado previamente capacitación.

La propuesta fue “darle valor agregado a las frutas” que forman parte del sistema milpa, pero por no ser “criollas” (sin injertar) en el mercado local se “baratean” y la gente prefiere desperdiciarlas en el campo.

Utilizar sus conocimientos

La primera fruta que utilizaron fue la pera y cuatro mujeres unieron sus saberes para producir 10 cajas con 12 frascos de 290 gramos de mermelada que trataron de vender en una feria de productos del sistema milpa en Unión Zapata, en San Pablo Villa de Mitla, en noviembre de 2019, pero no lo lograron.

Entre amistades y mensajes de WhatsApp meses más adelante lograron vender su producción, lo que les hizo recuperar el ánimo de volver a recolectar frutas. Ahora incluyeron manzana, tejocote, maracuyá, zarzamora y calabaza. Durante cinco meses produjeron 30 cajas de mermelada y 10 de conserva.

Al llegar diciembre de 2020 y con la pandemia en pleno, a Alma Delia se le ocurrió promocionar canastas navideñas que incluían maíz molido para atole, frijol molido para pasta y la salsa pastosa tradicional de la zona mixe conocida como chintextle.

Las canastas empezaron a tener muy buena aceptación y vendieron más de 80 que enviaron principalmente a la Ciudad de México y Puebla, de manera directa, porque encontrar espacios en tiendas sin más complicaciones que vender desde internet, por lo que crearon su fan page Los frutos del Kämtunp.

Proyecto en colectivo

Alma Delia no sabía si ganaría el proyecto que ve en colectivo y que busca reconocer el trabajo de la mujer en la cadena de producción, pero estaba decidida a “no quitar el dedo del renglón” y participar las veces que fueran necesarias.

Apenas el jueves la entrega del premio en cuatro categorías se hizo en una ceremonia virtual y aunque no sabe el monto económico que recibirá por el premio, tiene claro que lo invertirá para hacer que el proyecto siga creciendo y mejorar la comercialización de sus productos.

“Es fortalecer la parte organizacional porque de manera directa las personas no quieren trabajar porque los programas oficiales las han atemorizado o enseñado a hacerlo en solitario, pero indirectamente son muchas productoras o productores a quienes les compramos, porque prefieren eso a tener responsabilidades”, dice convencida de que su premio puede ayudar a que otras personas crean en el sistema milpa.

Entrevistado por separado, el gerente de Hub Pacífico Sur del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), Jaime Leal González, destacó lo interesante de este proyecto que vincula la innovación, la producción y el mercado, además de que es una iniciativa que promueve claramente formas de cómo los productores acceden al mercado.