Pasar al contenido principal
x
hospital de la niñez oaxaqueña

No llegan medicamentos oncológicos al Hospital de la Niñez en Oaxaca

Nadia Altamirano 

Cerrar el área de gobierno del Hospital de la Niñez Oaxaqueña Doctor Guillermo Zárate Mijangos es la única opción cercana que familiares de pacientes pediátricos con cáncer ven para buscar una respuesta clara del director Salvador Luna Cruz, quien no ha informado si la Federación tiene una fecha probable de la entrega de medicamentos oncológicos.

“Estábamos muy contentos porque se esperaba que llegara medicamentos una vez que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dio la orden el 20 de septiembre pasado, pero lo único que sabemos es que trasladaron unas cuantas dosis del Centro de Oncología y Radioterapia de Oaxaca que no alcanzan ni para el tratamiento de un niño”, señaló Elena García, fundadora de Con Causa.

Esa asociación, en coordinación con la Fundación Nariz Roja, donaron el 23 de septiembre más de mil unidades de 14 claves de medicamentos oncológicos que tienen un valor aproximado de un millón de pesos, los cuales solo alcanzarán hasta fin de mes.

“El director si está atento con nosotros, pero ha sido el resto del personal quien nos ha atendido, él se ha disculpado y no nos va a quedar de otra que irlo a ver para que nos hable claro de la situación y buscar un acercamiento con el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, para que diga qué sucede”, abundó Elena García.

Compromiso incumplido

En febrero pasado el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, “se comprometió a buscar fondos” para ese hospital que se ubica en San Bartolo Coyotepec y que al ser un Organismo Público Descentralizado le ha llevado a carecer de recursos suficientes para operar, “pero sólo se compró medicamentos hasta mayo”.

Reprochó que exista “un total silencio de parte de nuestras autoridades” que a las familias con niños o niñas con cáncer “no nos quieran dar la cara o nos sigan diciendo mentiras” cuando deberían mostrar un interés para evitar que pacientes pediátricos abandonen el tratamiento por falta de medicamentos o no se puedan atender a los casos con nuevo diagnostico.

“El hospital no está trabajando como debería, si vuelven a contratar a las casi 60 personas que eran eventuales y le dotan de material, la atención sería increíble, pero aún con personal si no hay lo necesario las y los médicos no pueden hacer más”, expuso.

La preocupación radica en que el medicamento donado no alcanza para cubrir el resto del año y que en este último trimestre e incluso el inicio de 2022 es más complejo tener recursos porque el ejercicio fiscal está por terminar.

El volver a movilizarse es un último recursos porque saben que “la ciudad ha pasado por un caos terrible y se afecta a la ciudadanía que ha sido apoyo para nosotros al poder hacernos donaciones y llevarnos alimento, sería afectar a quienes nos están dando la mano”, reflexionó.