Pasar al contenido principal
x

No hay muertos en Atatlahuca, asegura alcalde

Simitrio Robles/ Lesli Aguilar / Corresponsales

 

Autoridades de San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco, encabezados por su presidente municipal, Rogelio Bautista Barrios,  desmintieron las acusaciones de los ataques de violencia en las agencias de Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndoyonoyuxi.

"Las autoridades municipales y auxiliares de San Esteban Atatlahuca no estamos perpetrando actos violentos en contra de nuestros  propios pobladores; acusamos al supuesto grupo ambientalista que integra la familia Riaño Bautista y al Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca (FRIJ) de los actos vandálicos y ataque armado, perpetrados en las comunidades de Guerrero Grande y Mier y Terán y Ndoyonoyuxi", indicaron, además de señalar de presunta complicidad al presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría de los Pueblos Indígenas (Cedaphi), Maurilio Santiago Reyes, así como a una estación de radio "pirata", ubicada en la ciudad de Tlaxiaco, quienes han llamado a la confrontación a los pueblos hermanos.

Denunciaron las autoridades municipales y auxiliares que desde el año 2018, el supuesto grupo ambientalista de la familia Riaño Bautista se ha dedicado a causar destrozos en la zona de Atatlahuca, tirando árboles y haciendo brechas con el fin de acusar a las autoridades, como lo han hecho en años anteriores.

"Ya basta de sus artimañas y de querer tener el control de las comunidades de Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndodonoyuxi, pues iniciaron lo que llamaron una 'lucha por la segregación' de dichas comunidades y aun haciéndoles saber que eso no es posible, insisten; ahora, adheridos al Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca (FRIJ), encabezado por Ambrosio Barrios, Valeriano Riaño Bautista y toda su familia, Salvador Basante Morales, Faustino Martínez Santiago, Juan Gabriel Hernández García y José Fabián Bautista Hernández, quienes ya no solo atentan contra la naturaleza, sino contra la vida de los habitantes".

Reprobaron la actitud del Cedaphi, quien, a través de su presidente Maurilio Santiago Reyes, toma partido en favor de las “supuestas Víctimas de Nodoyonoyuxi", pues aseguran que conoce la zona, ni la problemática real que existe en Atatlahuca, y "escudándose en los derechos humanos, protege la delincuencia", expresó Carlos Reaño Bautista, regidor de Hacienda del municipio.

El concejal informó que en la cabecera de Atatlahuca se abrió un refugio temporal, donde se encuentran 59 familias desplazadas, 160 personas que salvaron sus vidas ante los ataques del FRIJ y el grupo ambientalista; indicó que una de las mujeres desplazadas tuvo que dar a luz a su bebé en el refugio, ante la situación que se viven en la zona.

Dijo que la demanda principal de las autoridades de Atatlahuca es la instalación de una base de operaciones mixtas, para la seguridad de los ciudadanos, por lo que hicieron un llamado a las autoridades federales y del estado, así como a las de derechos humanos, para que visiten la zona y corroboren por cuenta propia lo que está sucediendo.

 

Desplazados piden alto a la violencia

Las familias que resultaron afectadas pidieron al gobierno del estado acciones para frenar la ola de violencia entre las comunidades de Guerreo Grande, Mier y Terán, Ndoyonoyuxi y la cabecera municipal. 

El presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedaphi), Maurillo Santiago Reyes, informó que son 500 las personas desplazadas por esta situación, cuyo origen está en la tala de árboles de los bosques de San Esteban Atatlahuca.

Recalcó que al menos 150 personas permanecen en el albergue del INPI en San Esteban Atatlahuca, otras 150 en el albergue de Cedhapi en Tlaxiaco y el resto se refugiaron con sus familiares o corrieron hacia el bosque para protegerse, por lo que se desconoce cuántas personas están en calidad desparecidas.

Santiago Reyes informó a través de un comunicado el fin de semana, que habían muerto 5 personas en un ataque armado por 70 hombres en Guerrero Grande, sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) desmintió que existan personas fallecidas y que en la búsqueda que se ejecutó este fin de semana solo se ubicó a un lesionado. 

Dijo que la Fiscalía debe de investigar el ataque armado por las agresiones y la quema de casas en de Guerreo Grande, Mier y Terán, Ndoyonoyuxi, sin embargo, detalló que se deben de generar las condiciones para garantizar el retorno de las familias, quienes lo han perdido todo.

El presidente municipal de San Esteban Atatlahuca, Rogelio Esteban Barrios informó que desde hace unas semanas las familias de esta comunidad ubicada en la región Mixteca viven temerosas, por lo que pidió  la presencia de las fuerzas de seguridad en la zona de manera permanente. 

Refirió que en todas las mesas de diálogo que se han desarrollado por el clima de violencia que se vive en esta comunidad  han pedido la presencia de la Guardia Nacional, pero existen grupos que se oponen a esto, por lo que desmintió el hecho de que se encuentre involucrado en  los ataques de violencia, como acusaron los habitantes de Ndoyonoyuxi.

Investiga Fiscalía los hechos

Tras los incidentes de violencia que sucedieron el 23 de octubre de 2021 en la localidad de Guerrero Grande, del municipio de San Esteban Atatlahuca, en la región de la Mixteca, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) tomó conocimiento del caso desde el primer momento e inició los trabajos de investigación correspondientes. 

La FGEO, a través de la Vicefiscalía Regional de la Mixteca, participó en un operativo coordinado en el que intervino la Policía Estatal, Guardia Nacional, Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría General de Gobierno y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. 

Como resultado de las labores de campo, se tuvo conocimiento de una persona lesionada por arma de fuego, además que se aseguraron elementos balísticos de diferentes calibres. 

A consecuencia de los hechos suscitados en la agencia de policía de Guerrero Grande, se contabilizaron 24 viviendas incendiadas por las cuales se inició la carpeta de investigación 35033/FMIX/TLAXIACO/2021. 

Además, que, personal de la FGEO tomó la declaración de las víctimas que están alojadas en un albergue temporal y brindó asesoría jurídica a quienes lo requirieron. 

Con estas acciones, la Fiscalía General del estado de Oaxaca se compromete a efectuar un trabajo efectivo para esclarecer los hechos que afectan a la población en esta zona de la región de la Mixteca.

“Nunca hemos secuestrado, matado o quemado las casas como se dice, no hemos maltratado a nuestras familias, por ello, nuestros ciudadanos están pidiendo que bajen al municipio y que vean que tenemos refugiadas a las familias desplazadas".

 Rogelio Esteban Barrios

Presidente municipal de San Esteban Atatlahuca,

 

A detalle

59 familias desplazadas víctimas de la violencia

160  personas, entre ellos, niños, mujeres y ancianos, lograron salvarse 
 

¿Muertos?

5 muertos denunció Cedphi por el conflicto

0 fallecidas han reportado las autoridades municipales, al igual que la SSPO

1 lesionado fue localizado por la SSPO