Muere por desnutrición niña mixteca desplazada | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
funeral
Foto(s): Cortesía

Muere por desnutrición niña mixteca desplazada

Octavio Vélez Ascencio

Octavio Vélez Ascencio

 

Una niña mixteca de tres años de edad, desplazada de Guerrero Grande, San Esteban Atatlahuca, que tenía medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), murió el domingo pasado por desnutrición en el Hospital Rural de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco.

El presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes informó que la familia de la menor de edad, Benita Hernández Bautista, abandonó obligadamente la comunidad el 22 de octubre del 2021, ante los ataques violentos de un grupo armado encabezado por las autoridades municipales.

Expuso que la agresión del grupo armado originó el desplazamiento de alrededor de 300 familias tanto en Guerrero Grande y en Ndoyonoyuji, porque fueron incendiadas más de 100 viviendas en ambas comunidades.

Por esto, explicó que la CIDH emitió la medida cautelar MC-1050-21 al Estado mexicano, el 23 de diciembre del año pasado, donde requirió proteger los derechos a la vida e integridad personal de las familias desplazadas de Guerrero Grande y Ndoyonuyuji, a través de medidas culturalmente adecuadas para proteger sus derechos, en especial de los niños, niñas, mujeres y personas mayores.

Precisó que la familia de la menor de edad estuvo alojada hasta febrero pasado en un albergue en la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, pero a principios de este mes regresó a Guerrero Grande, para atender a sus animales.

Detalló que la familia de la niña mixteca y otras más se instalaron provisionalmente en el templo católico de la comunidad y en casas de sus vecinos, por carecer de viviendas.

Sin embargo, subrayó que el estado de salud de la menor de edad se complicó durante su estadía en Guerrero Grande por la deficiente alimentación recibida debido a la pobreza de su familia.

De esta manera, destacó que la familia trasladó a la niña mixteca al Hospital Rural de Tlaxiaco por un cuadro agudo de diarrea, sin embargo, falleció desafortunadamente porque ese mal estomacal contribuye en gran medida a la desnutrición.

Resaltó que el Estado mexicano con la muerte de la menor de edad violentó los artículos dos y 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño, donde se dispone el derecho de los niños y las niñas al disfrute del más alto nivel posible de salud y a servicios para el tratamiento de las enfermedades y la rehabilitación de la salud.

Ante esta situación, el activista reclamó el cumplimiento de la medida cautelar otorgada por la CIDH y apoyo humanitario urgente a las familias desplazadas de Guerrero Grande y Ndoyonoyuji, para atender los preceptos del Derecho Internacional Humanitario.

 

Agresión

300 familias fueron desplazadas por la incursión de un grupo armado en la comunidad

100 viviendas fueron incendiadas