Mantiene iniciativa privada focos rojos por inflación en Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
cartones-de-huevo
Foto(s): Cortesía

Mantiene iniciativa privada focos rojos por inflación en Oaxaca

Citlalli López Velázquez

La iniciativa privada mantiene encendidos los focos rojos sobre la inflación.

Y es que pese a las estrategias para mantener el precio de productos y alimentos, ésta si situó en 8,15 por ciento en julio de 2022 a nivel país.

“Es algo complicado, es algo que no habíamos visto desde hace décadas. Desgraciadamente esto repercute en las fuentes de empleo y en la retribución de nuestros colaboradores, tenemos que ver la forma de compensar a nuestra gente por esta situación”, expuso el empresario y expresidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur), Ernesto Gutiérrez Jiménez.

Para el empresario oaxaqueño el contexto para los siguientes meses no es alentador puesto que al mantenerse encarecidos productos y servicios prevalece una fuerte presión para el sector patronal en el sentido de solicitud de aumentos.

“Esto nos está manteniendo en focos rojos y el problema es que se ha medio controlado y el principal efecto se ha dado en la canasta básica. Esto es como una bola de nieve porque en la medida en la que se incrementan los precios deberían de incrementarse las retribuciones, pero no es posible”, destacó.

Hasta el momento -sostuvo- el sector empresarial y comercial de Oaxaca ha logrado mantenerse a flote con las rachas de llegada de turismo, recientemente lo generada con la Guelaguetza, aunque, admitió, no fue lo que esperaban.

La iniciativa privada -anotó- ha buscado la manera de mejorar la retribución de sus colaboradores y colaboradoras sin embargo esto no ha sido posible dado que las alzas de costos en insumos y productos no permiten tener un mayor margen de ganancia.

Afortunadamente -asentó- la inflación no ha llevado al cierre de empresas, recorte de personal o recorte de horas de trabajo, por el contrario, indicó, se registra un déficit de mano de obra.

De acuerdo con su percepción lo anterior se debe a que las personas están refugiadas en los programas sociales.

“En lugar de despidos, ha sido muy difícil contratar gente, hay como escasez de mano de obra. A la gente le cuesta trabajo aceptar un trabajo, no entendemos si es por los programas sociales que no tienen interés en emplearse. Ha sido un fenómeno muy raro, pero fuentes de trabajo sí hay, lo que no podemos cubrir son vacantes en restaurantes, en las pocas fábricas que hay y negocios. Eso quiere decir que despidos no hay”, destacó.