Pasar al contenido principal
x
Arzobispo de Antequera- Oaxaca

Llama arzobispo de Oaxaca a no despreciar a nuestros semejantes

Octavio Vélez Ascencio

 

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los creyentes a ser capaces de ver las maravillas de Dios, porque muchas veces miran con desprecio a sus hermanos.

“Podemos ver físicamente, pero nos hacemos los ciegos”, afirmó.

Durante de la homilía de la misa dominical, celebrada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el pastor religioso sostuvo las maravillas de Dios pasan desapercibidas muchas veces, especialmente a un recién nacido, porque algunas ocasiones impiden su nacimiento.

“Impiden nacer a una maravilla de Dios, a una creación de Dios, a una hermosura de Dios”, asentó.

Por eso, expuso que algunos católicos carecen de esa capacidad de ver las maravillas de Dios y de esta manera, miran con desprecio a sus semejantes.

“Qué triste es tener esa mirada y no la mirada de Dios. Dios les dio la capacidad de ver y no están viendo sus maravillas, ni descubriendo su presencia en el rostro del hermano”, agregó.

Expresó que algunos creyentes miran con desprecio a sus semejantes, porque tal vez no son de su color de piel, ni de su clase.

“Hasta se ha llegado a sentir que son de una clase alta, de una clase más digna. No es la mirada de Dios, no nos dio esas miradas para mirar así a sus hermanos”, apuntó.

De este modo, subrayó que los católicos si quieren ser compadecidos por Dios, primeramente se la necesitan ganar, viviendo la compasión con sus semejantes.

“Compadécete de tu hermano, compadécete de tu compañero de trabajo, compadécete de tu amigo, compadécete de tus fieles, me lo dice Dios hoy a mí. Compadécete de este pueblo y míralos como los mira Dios, con compasión, con amor, con entrega y con la disponibilidad de escuchar”, añadió.

Ante esto, Vázquez Villalobos convocó a los creyentes a invocar la intercesión de la Santísima Virgen María, porque ella también se compadece y los mira con ternura de Madre, especialmente con las bendiciones del pueblo oaxaqueño por más de 400 años, a través de esa bendita imagen de Nuestra Señora de La Soledad.

“Conserven ese amor a la Madre de Dios, promuevan ese amor en su hogar, con sus seres queridos, porque ella es la gran intercesora, y así experimenten el amor de una Madre”, recalcó.

Acaba con la pandemia

“Todavía no hemos salido de esta pandemia, pues hay que gritarle "Señor, ten compasión, nos sentimos cansados, nos sentimos desgastados, quisiéramos encontrarnos con nuestras familiares y amigos, abrazarlos, sentir su cariño e ir a visitarlos. Ten compasión, acaba con esta pandemia, tú puedes Señor". Sigámonos cuidando, porque necesitamos por amor, cuidar nuestra vida y cuidar la vida del otro”: Vázquez Villalobos.

 

“Hasta se ha llegado a sentir que son de una clase alta, de una clase más digna. No es la mirada de Dios, no nos dio esas miradas para mirar así a sus hermanos”.

Pedro Vázquez Villalobos

Arzobispo de Oaxaca