Jóvenes de Oaxaca tienen las peores condiciones laborales en México | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
jovenes
Foto(s):

Jóvenes de Oaxaca tienen las peores condiciones laborales en México

Citlalli López Velázquez

 

La población joven en Oaxaca carece de oportunidades para integrarse a empleos formales.

De acuerdo con el indicador #Jovenes en formalidad de Data Coparmex, el estado se encuentra en el último lugar por porcentaje de población de 15 a 29 años de edad con un trabajo con prestaciones y derechos laborales.

Oaxaca (11.4), Guerrero (14.7) y Chiapas (16.1) son los que se ubican en el último lugar del ranking realizado por el sector empresarial, en contraparte Chihuahua (65.9), Coahuila (64.1) y Nuevo León (63.0), son los que encabezan por la inclusión de este sector de la población.

“Los empleos formales otorgan prestaciones que permiten a los trabajadores jóvenes tener acceso a la seguridad social y mejores condiciones laborales”, indica la Coparmex.

Así, durante el primer trimestre de 2022, en promedio a nivel nacional fue de 40.6 por ciento, ligeramente menor a lo registrado previo a la pandemia cuando se ubicó en 40.8 por ciento.

Además -agrega- que Oaxaca se ubica dentro de las entidades del país que lograron aumentar el porcentaje de jóvenes en formalidad durante el último año, no obstante, se encuentran aún lejos del promedio nacional.

En este sentido señaló que se requiere la implementación de un incentivo a la creación de empleo formal, que considere apoyos especiales a la contratación de jóvenes y mujeres.

 "Racismo y discriminación"

Un estudio realizado por la asociación civil Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), señala que las y los jóvenes de Oaxaca que concluyen una carrera profesional, tienen 36 por ciento menos probabilidades de que su primer empleo sea formal.

El documento agrega que los factores que inciden en lo anterior es el racismo, la discriminación por sexo, región de origen, condición de discapacidad, tono de piel y nivel socioeconómico del hogar de origen.

Asimismo, establece que las condiciones del primer empleo de las y los egresados de educación media superior están correlacionadas tanto con el grado de marginación del municipio del bachillerato en donde estudiaron como el nivel educativo de sus padres.

Textualmente indica que “la probabilidad de acceder a empleos que requieren de mayor formación y que proveen ingresos más altos es menos para la población con un tono de piel más oscuro y que provienen de hogares con bajos niveles socioeconómico (en los que le padre por lo general, era trabajador informal). De esta manera quienes tienen mayor necesidad de ascenso social en México son las personas con menos oportunidades para lograrlo a través de su trabajo aún cuando haya hecho gran esfuerzo educativo”.