Pasar al contenido principal
x
Altar de muertos

En Oaxaca, gastan hasta 500 pesos en altar del Día de Muertos

Citlalli López Velázquez 

 

Fruta, pan y chocolate, flor de cempaxúchitl, incienso y veladoras. Mole negro con pollo, chocolate servido en barro verde y todo sobre una cama de papel picado como marca el ritual al colocar los altares de muerto.

Para las familias la tradición es costosa pero imperdible, pues es la manera en la que recuerdan a sus seres queridos, aquellos que se adelantaron en el camino y según las creencias regresarán a convivir en estas fechas.

“Es importante porque es una tradición, son épocas que recuerdas a las personas que ya fallecieron. Son épocas de comer en familia. Siempre hacemos mole o desayuno con tamales y juntos recordamos a los abuelos”, expresa Paula al tiempo que realiza sus compras en el mercado de La Merced, ubicado en la capital de Oaxaca.

El lugar es un mosaico de aromas en donde revolotea el perfume de las flores; el pan muertito apilado en canastos; trincheras de mandarinas y calabazas que transportan el pensamiento hacia los altares, hacia el recuerdo de los abuelos, quizá de los padres, tal vez de un hijo, incluso de una mascota.

“Mis recuerdos de esta fecha son muy bonitos. Mi papá era de Ejutla y esos días la pasábamos en el panteón, luego desayunábamos en casa de una tía que ponía un altar miniatura. Esta fiesta me encanta, la disfruto mucho y se come delicioso”, agrega Paula quien indicó que destinará 500 pesos para el altar.

Doña Manuela, preside el Comité de Comerciantes y Locatarios del Mercado de La Merced, señala que debido a la pandemia las familias tienen los bolsillos gastados. “Hay quienes llegan a comprar 200 pesos o 300 de fruta. Compran de todo, sólo que, si antes llevaban un kilo, ahora es medio, lo importante es cumplir”, expresa.

Debido a la pandemia, el mercado de La Merced estableció una serie de filtros y medidas sanitarias para disminuir al máximo los contagios. Para ingresar primero hay que sanitizar las manos con gel en alcohol, de igual manera se estableció sólo una puerta para el acceso y una para la salida, en tanto quienes expenden portan obligatoriamente cubrebocas.

Ubicado en la Calle Murguía esquina Leandro Valle y Calzada de la República, el mercado de La Merced es uno de los más tradicionales de Oaxaca. Fue el 21 de marzo de 1972 cuando abrió por primera vez sus puertas.

Actualmente hay 300 locatarias y locatarios, quienes se encuentran organizados en su interior por zonas: de comida, carnes, panadería, abarrotes, así como frutas y legumbres.

 

"Son épocas que recuerdas a las personas que ya fallecieron. Son épocas de comer en familia. Siempre hacemos mole o desayuno con tamales y juntos recordamos a los abuelos”.

Paula