Pasar al contenido principal
x
María Elena con sombrero

Datos personales de María Elena Ríos fueron filtrados a sus agresores

Citlalli López

María Elena Ríos Ortiz, sobreviviente de feminicidio denunció en el Senado de la República, una serie de irregularidades y complicidades de la Fiscalía de Oaxaca a favor de dos de sus cinco agresores, quienes en septiembre de 2019 la atacaron con ácido.

Invitada en el Senado con motivo del 25 de Noviembre Día Internacional por la Erradicación de la Violencia contra Niñas y Mujeres, la también saxofonista originaria de Huajuapan de León señaló que desde el inicio de la agresión y denuncia, ha enfrentado una serie de irregularidades institucionales que van desde otorgar privilegios en la cárcel a uno de los implicados, hasta proporcionar su ubicación a los familiares de su agresor.

Durante el tiempo en el que estuvieron gestionando medidas cautelares -dijo-, la Fiscalía se dedicó a enviar personal a su domicilio sólo para conocer a detalle todos los movimientos de ella y su familia.

“Toda esa información se la daban a las hijas de mis agresores, por eso se atrevían y se siguen atreviendo a amenazarme. Ha sido la propia defensa la que me amenaza, publica riéndose dónde estoy. A raíz de esta situación me vi en la necesidad de tocar la puerta de Alejandro Encinas y fue quien me facilitó la protección de mecanismo. Gracias a él es que tengo un poco de seguridad y tranquilidad”, destacó.

“Tengo que vivir con miedo mientras mi agresor se encuentra internado en el penal de Tanivet en Tlacolula, Oaxaca. Sí un hotel de cinco estrellas que le brinda una celda VIP frente a la enfermería, con la mejor cama, donde tiene acceso a su teléfono celular, pantalla de tv, refrigerador, microondas y visitas fuera del horario establecido”, expuso.

Lo anterior -dijo- ha sido permitido por la Secretaría de Seguridad Pública y la Subsecretaría de Reinserción Social.

En tanto -añadió- ha sido víctima de una campaña de odio por parte de la familia de V. C. y V. H. quienes a su vez han utilizado a mujeres de bajos recursos para conformar una colectiva disfrazada de feminista para demandar la libertad de los responsables del ataque con ácido en su contra.

Al recordar que el quinto implicado en la tentativa de feminicidio, Juan Antonio V. H., hijo de Juan Antonio V. C., continúa prófugo, destacó que todo indica que goza de la protección de las autoridades.

“Lo he visto en la calle, pero el entonces Fiscal se dedicó a protegerlo”.

“Tengo que vivir con miedo mientras mi agresor se encuentra internado en el penal de Tanivet en Tlacolula, Oaxaca. Sí un hotel de cinco estrellas que le brinda una celda VIP".

María Elena Ríos Ortiz

Saxofonista