Cumplen siete años buscando a Yesenia; desapareció en 2015 en Tlaxiaco | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Ana Pascual Ramos
Foto(s): Cortesía

Cumplen siete años buscando a Yesenia; desapareció en 2015 en Tlaxiaco

Simitrio Robles Ibáñez

Simitrio Robles Ibáñez / Corresponsal

 

HEROICA CIUDAD DE TLAXIACO, Oaxaca.- "Llevamos siete años buscando a mi hermana Yesenia Pascual Ramos y ante tantas evasivas, no nos vamos a rendir mis padres y yo", dijo Ana Pascual Ramos, ante la subsecretaria de Derechos Humanos Población y Migración, "ya que desde el 2015 hemos asistido a la Fiscalía de Tlaxiaco, y aún nos dicen que no tienen ninguna información de mi hermana y  solo suponen cosas como que: 'andaba en malos pasos; no sabemos qué haya hecho; a qué se dedicaba'”, agregó.

Añadió que "estamos cansadas mi madre, mi padre y yo; lamentablemente nos hace falta dinero, nos hace mucha falta para poder pagar buenos abogados, para pagarles a los fiscales si es que de eso se trata, incluso para salir de la comunidad y dirigirnos a la ciudad de Tlaxiaco o a otro lugar para continuar con la búsqueda y con la esperanza de que las instituciones dedicadas a la procuración de justicia, puedan atender nuestro caso, pues a siete años de la demanda, no se lleva ningún avance en esta investigación; creemos que solo fuera de Oaxaca alguien nos podría escuchar, pero nos falta dinero para salir en busca de justicia".

Pascual Ramos explicó que para llegar a la Fiscalía de Tlaxiaco, “mis padres salen del pueblo (San Juan Mixtepec) caminando para llegar a la Fiscalía y aun así, no son atendidos o simplemente les dicen que pasen al rato, o al siguiente día o simplemente que no existen avances en la investigación".

Mencionó que "exigimos una Fiscalía que acompañe a quienes más lo necesitamos; consideramos que de esa manera no habría tanta pérdida de tiempo y menos que estaríamos pagando abogados con dinero que no tenemos, porque las pocas ocasiones que contamos con recursos, debemos realizar el viaje en camión muy temprano a la Fiscalía y más tarde ya no hay carro para el regreso al pueblo".

Dijo que "ser víctima de atentados como la desaparición de mi hermana, es peor cuando se es indígena, porque para los fiscales no hay paciencia, quisieran nos expresáramos como ellos quisieran y no poder hacerlo como los fiscales quisieran; nos ignoran por la barrera de la lengua originaria o nos dicen 'venga más tarde porque no les entendemos'; esto ha retrasado el avance de las investigaciones y aparte que al parecer no están haciendo su trabajo".

 Ana Pascual Ramos relató que su hermana Yesenia desapareció en Tlaxiaco, pero seguirán insistiendo en su aparición, pues en su casa se levantan con tristeza; se almuerza, se come y cena con tristeza; pues a la hora de los alimentos, siempre falta un miembro de la familia, que no saben dónde está y ni siquiera para decir que murió y saber que sus restos mortales están en tal o cual lugar, sino porque su desaparición "nos hace contemplar la esperanza de que un día sabremos dónde está; solo por hoy y siempre pedimos ayuda".