Crecen quejas contra bares clandestinos en Santa Lucía del Camino | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Crecen quejas contra bares clandestinos en Santa Lucía del Camino

Citlalli López Velázquez

Habitantes de Santa Lucía del Camino tronaron contra un salón clandestino ubicado en zona habitacional.

Además del ruido que generan cada fin de semana, obstruyen las cocheras, utilizan las calles como baños públicos y generan inseguridad.

Esta situación ha sido denunciada en distintas ocasiones ante las autoridades municipales a lo largo de cinco años, sin embargo, ha existido protección por vínculos de los dueños con políticos.

“Esto no ha traído muchos problemas, hemos tenido confrontaciones con la gente que viene a los eventos porque nuestra calle es muy pequeña. Al propietario parece no causarle ninguna aflicción. Hemos tratado de hablar con él, pero no se presta al diálogo, no nos deja otro remedio que acudir a las autoridades”, destacó Graciela Salazar Jiménez, representante vecinal de la privada Emilio Carranza, Santa Lucía del Camino.

El salón se ubica en Privada de Emilio Carranza, sobre esa misma calle habita el regidor de Ecología de Santa Lucía del Camino quien ha constatado la contaminación auditiva que el lugar genera todos los fines de semana.

Salazar Jiménez indicó que en uno de los recientes eventos realizados en este local los asistentes fueron en su mayoría menores de edad quienes salieron alcoholizados e incluso hubo parejas que sostuvieron relaciones sexuales en la vía pública.

“Encontramos condones en los cofres de los carros, en el suelo, esto ya se volvió un problema de inseguridad lo que tenemos los vecinos de la privada”, expuso.

El salón de eventos abrió en el 2017, desde entonces las personas que habita en la zona perdieron la tranquilidad.

“Pensamos que se les protege por la relación política que tiene. La propietaria es hermana de una magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa, la misma señora Azalea Jiménez es parte del Comité de Participación Ciudadana de CORTV, entonces realmente eso hace que ellos operen impunemente”, expuso.

Para manifestar su inconformidad, habitantes de la zona colocaron mantas exigiendo a las autoridades no ser omisas ni cómplices ante la violación a los derechos humanos.

“Queremos que nos volteen a ver, no por ser una calle pequeña no valemos menos. Queremos que atiendan nuestra petición porque es justa y válida. Queremos vivir tranquilos y seguros nada más”.  

 

“Queremos que nos volteen a ver, no por ser una calle pequeña no valemos menos. Queremos que atiendan nuestra petición porque es justa y válida. Queremos vivir tranquilos y seguros nada más”.  

Graciela Salazar Jiménez, Representante vecinal