Crece una grieta en el acueducto del barrio de Xochimilco, Oaxaca | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
grieta_acueducto
Foto(s): Cortesía

Crece una grieta en el acueducto del barrio de Xochimilco, Oaxaca

Giovanna Martínez

Vecinos del Barrio de Xochimilco urgen a las autoridades atender una grieta de gran tamaño en la terraza hecha de piedra de bola del antiguo acueducto que surtía de agua a la ciudad en la época del virreinato y que forma parte del Patrimonio de la Humanidad en Oaxaca. 

Un socavón se formó en la terraza, misma que lleva siglos protegiendo la estructura hidráulica en la parte sur de la gran arcada que sostiene el acueducto, que de continuar dañado, podría ocasionar que toda la estructura se venga abajo. 

Así lo aseguró la presidenta del Comvive del barrio de Xochimilco, Elizabeth Cruz González, quien comentó para NOTICIAS, que el rompimiento de esta estructura se reportó desde el año pasado. 

Y es que a pesar de que desde principios de año se le informó a la autoridad municipal acerca de este daño, a nueve meses no ha habido acción alguna para evitar más su deterioro. 

Los vecinos se encuentran preocupados, pues con las lluvias y la creciente del río, se puede dañar aún más, al grado de que la corriente lo arrastre y lo destruya completamente. 

Antiguo acueducto 

En un recorrido que realizamos, pudimos constatar el rompimiento de esta plancha que forma parte de este acueducto que data de 1720. 

“Cuando lo denunciamos no vimos respuesta y ahora el daño es mayor, por lo que es urgente que se le dé atención”, dijo Cruz González.

La presidenta asegura que se realizó un tequio donde estuvo presente el edil capitalino, regidores y demás autoridades, a quienes se les expuso el tema del acueducto. 

“En el lugar se formó un socavón, el agua pasa por abajo y eso quiere decir que en cualquier momento que lleguen las lluvias, el bloque podría ser arrastrado y se debilitarían las columnas”, señaló.

Los vecinos han estado reportando este problema y consideran que es urgente que se le dé atención, ya que las lluvias y el agua del río están ocasionando que se dañe aún más.

“Esto corresponde a los funcionarios, porque nosotros como vecinos no podemos hacer ningún tipo de trabajo, porque podemos ser sancionados por ser una obra patrimonio; ellos tienen el recurso y saben de qué manera tienen que darle mantenimiento”, expresó. 

A 12 años de la catástrofe 

La noche del 19 y el día del 20 de septiembre del 2010, fueron fatídicas para los vecinos de este barrio; en aquel entonces, las intensas lluvias provocadas por el efecto del huracán Karl, provocaron que se desbordara el río Negro de San Felipe del Agua. 

Casas y escuelas resultaron severamente dañadas, el patrimonio de varios vecinos se perdió ante las inundaciones; además, una familia que circulaba en un automóvil fue arrastrada varios metros abajo y la unidad quedó aplastada e incrustada entre los arcos del acueducto. 

Han realizado tequios 

Para evitar un panorama como el de hace 12 años, la presidenta del barrio asegura que han realizado tequios, tanto en la zona como en el acueducto, sobre todo para evitar que la corriente del río en épocas de lluvias no se lleve basura, escombro o carrizo.

 “Con la limpieza se logró sacar el plástico, el vidrio y todo el escombro, ahorita estamos reforestando, sembrando ahuehuetes, primavera, majahua, que son árboles indicados que pueden estar en el río”, dijo. 

Asegura que todo tipo de material contaminante desvía la corriente hacia otros lados y puede generar inundaciones, como sucedió en aquella fecha.

“Lamentablemente, las personas no hacen conciencia en que arrojar basura no está bien y que eso puede provocar el desvío de las aguas y afectarnos a todos”, afirmó.

La historia

En un video publicado en redes sociales del gobierno del estado, el cronista de la ciudad, Jorge Bueno Sánchez, asegura que una de las importantes obras hidráulicas que se construyeron en el virreinato, es el acueducto de San Felipe del Agua.

La obra comprendió una longitud de cinco mil 800 metros, que abarcó desde su punto más alto hasta el zócalo. A partir de 1720 se inició la obra y a su paso se construyeron fuentes que permitieron que los barrios se suministraran de agua.

Del año de 1740 a 1780 se edificaron 20 pilas de agua, de las cuales sólo sobreviven 14.

  • 1720 año en que inició la obra del acueducto
  • 20 pilas se edificaron para llevar agua a los barrios
  • 12 años han pasado desde la gran inundación
  • 1,200 viviendas fueron dañadas por el huracán Karl en 2010