Pasar al contenido principal
x

Comercio informal de Centro Histórico se beneficia con plantón docente

Foto(s): Citlalli López Velázquez
Citlalli López Velázquez

“Pásele, de a 30 varos el par de aretes”, “Lévele, aquí sus azulitos”, “Para el pie diabético lleve su pomada”, las voces se empalman entre la multitud que ocupa el zócalo, la alameda y el andador turístico. 

La manifestación de los maestros pasó de plantón a tianguis en donde se vende desde ropa hasta remedios milagrosos.

Transcurrieron tres días desde la llegada de los maestros al primer cuadro de la ciudad y los comerciantes ambulantes superan en número y en área de ocupación a los manifestantes y las casas de campaña.

Doña Lidia señala ser de la mixteca, ella vende muñequitos de lana sobre el andador turístico. 

Lleva medio día en la jornada y las ventas no son muy buenas. Quizá en los siguientes días pinte mejor, confía.

Lidia no es la única mujer en el plantel, ni la única adulta mayor. 

Al menos el 50 por ciento de quienes se instalaron son mujeres, reflejo de lo que ocurre en el campo laboral de Oaxaca en donde la informalidad está conformada principalmente por este grupo poblacional.

Al turismo pareciera no incomodarle, camina admirado por los matices del plantón en donde lo mismo reciben información sobre la protesta social como la letanía que les reza el vendedor de remedios milagrosos. 

Caminan esquivando mecates y sorteando casa de campaña.  

Además de los comerciantes ambulantes otros que aprovechan el momento son los repartidores de volantes que ofrecen préstamos fáciles, los que venden tours y las mujeres que dicen leer la mano. 

Para el comercio formal cada día es más difícil, las organizaciones de comerciantes como la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO) asegura que las ventas se desplomaron en un 90 por ciento, mientras que los hoteleros se sienten desesperados porque el campamento de maestros obstaculiza el suministro de agua en pipa.

“Acérquese a lo vara, vara, gente”, “Aquí están las paletas ricas y sabrosas”, “De a diez peso, de a diez pesos, banda”… la vendimia sigue un día más, para unos la oportunidad de tener ingresos, para otros incomodidad y obstrucción a su empleo. Arriba, entre la dirigencia y el gobierno las negociaciones y los acuerdos. En las escuelas los salones vacíos. 

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.