Comerciantes en Hierve el Agua, Oaxaca, enfrentan crisis económica | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Comerciantes en Hierve el Agua, Oaxaca, enfrentan crisis económica

Alexei García

 Alexei García 

SAN LORENZO ALBARRADAS, Oaxaca.- “Decirle, pues igual al gobierno, que si se pudiera algún apoyo también para las personas de aquí, pues estaría bien”, aseveró Catalina Martínez García, quien vende productos y bebidas en el destino turístico de Hierve el Agua.

“Más que nada, tal vez ayuda material, no principalmente económica porque ahorita gracias a Dios sí tenemos poquito, pero pues igual para el mejoramiento de las calles del pueblo, quizá, podría ser ese un apoyo en beneficio de la comunidad”, destacó en entrevista exclusiva para NOTICIAS Voz e Imagen de Oaxaca.

El conflicto, una constante

Este destino de interés para turistas nacionales y extranjeros fue cerrado, debido a la pandemia de COVID-19 y posteriormente se desató un conflicto entre las comunidades de San Lorenzo Albarradas y San Isidro Roaguía, que dejó como saldo un nuevo cierre del lugar.

En total estuvo cerrado un año con siete meses, por lo que no hubo acceso a sus aguas termales y tampoco para visitar y fotografiar las cascadas pétreas.

El 24 de marzo de 2021, las autoridades municipales y comunales de San Lorenzo Albarradas comunicaron a la sociedad oaxaqueña, del país y del mundo, que no se permitiría la entrada de visitantes porque el lugar sería cerrado definitivamente.

Mediante un desplegado, las autoridades de Albarradas indicaron lo siguiente: “Se prohíbe el acceso a cualquier persona ajena a la comunidad. Así que al turismo nacional y extranjero que pretenda visitar las cascadas pétreas de Hierve el Agua, se les informa que se abstengan de realizarlo, ya que está prohibido su acceso de manera definitiva y permanente”.

Uno de los argumentos esgrimidos es que los ingresos que entran no llegan al municipio y solo beneficia a las agencias turísticas, pues “la comunidad sigue sumida en la pobreza, no hay caminos, no hay escuelas, no hay agua potable y es alarmante la situación que se vive”.

Un foco de atracción de turistas

Hierve el Agua, antes de la pandemia de COVID-19, recibía cerca de  dos mil visitantes al día, en promedio. Este destino turístico fue durante mucho tiempo uno de los protagonistas del turismo en la entidad oaxaqueña.

En palabras de Catalina Martínez García, quien tiene un puesto de venta de productos en Hierve el Agua, aseveró que el tiempo que estuvo cerrada esta zona, tuvo que dedicarse al campo y a diversas labores que les permitieran mantener a su familia.

“Muy, muy difícil, porque para nosotros la fuente de trabajo que tenemos, el ingreso económico es aquí, en este lugar y pues como estuvo cerrado, pues de dónde”, aseveró y destacó que “muchas personas tuvieron que salir del pueblo a trabajar a otro lado, para poder sobresalir; (abandonaron) San Isidro”.

Sobre la situación que prevalece en la zona, dijo: “pues ahorita no hay conflicto, ahorita por lo que no hay paso por el otro pueblo, pues es por lo de la pandemia primero, fue principal motivo que se cerró, la pandemia y ahorita que se abrió, pues por las personas de aquí (San Isidro Roaguía), que abrieron el lugar. El otro pueblo tardó en abrir, hace como, qué será, un mes, y así, después de ese mes, abrieron ellos; pero el lugar de aquí, también un poquito por seguridad, está cerrado todavía, la entrada principal por San Lorenzo, por la pista”.

“Primeramente Dios, yo creo que todos esperamos que haya un poquito más de ingreso”, finalizó.