Arzobispo de Oaxaca llama a adoptar medidas de prevención por COVID | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x

Arzobispo de Oaxaca llama a adoptar medidas de prevención por COVID

portada-obispo
Foto(s): Octavio Vélez Ascencio
Octavio Vélez Ascencio

En el Día Mundial del Enfermo, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los católicos a adoptar nuevamente medidas sanitarias, especialmente el uso de cubrebocas, ante el incremento de casos del coronavirus COVID-19.

“Cuídense, cuidémonos todos, porque de nuevo el virus está presente”, añadió.

Durante la homilía de la misa dominical, oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el mitrado sostuvo que miles de personas fallecieron a causa de esta enfermedad surgida en los primeros de enero del 2020.

“Miles de hermanos nuestros murieron a causa de la pandemia. Estuvimos encerrados y no salíamos. Qué difícil es estar encerrado, sin salir. Nos decían que nos cuidáramos para no contagiarnos y para no contagiar. Qué difícil es vivir así, pensar que alguien me va a contagiar o que yo voy a contagiar a alguien”, agregó.

 

 

Explicó que fue informado recientemente acerca del aumento de casos de COVID-19 y especialmente, sobre la necesidad de utilizar otra vez el cubrebocas.

“Me acaban de decir que de nuevo está el Covid y me dijeron, ‘póngase cubrebocas’. Una persona que trabaja en el Hospital de Especialidades, me dijo, ‘tenemos cinco personas intubadas’. ‘Por eso, cuídese, póngase cubrebocas’”, anotó.

De esta manera, convocó a los creyentes a cuidarse nuevamente, usando cubrebocas, ante el aumento de casos de esta enfermedad, porque otra vez está presente.

“No quisiéramos, es muy incómodo andar así, es muy incómodo, nos angustia, algo nos hace falta, respirar, no traer esa tapadera, pero tenemos que cuidarnos”, afirmó.

No obstante, subrayó que los católicos también enfrentan otras enfermedades, especialmente la envidia.

 

 

“Hay unas enfermedades que no duelen, pero cómo hacen daño. Es ser envidiosos, daña, acaba, vivimos molestos porque a nuestro familiar le va bien en su trabajo, en su negocio y dejamos que la envidia se meta y nos esté carcomiendo ahí, por dentro, y en lugar de decirle a Dios, ‘gracias porque bendices a mi familiar’, nos dejamos confundir con el espíritu del mal y le decimos, ‘ojalá le vaya mal en la vida, ya no venda tanto, que se venga abajo, me da mucho coraje que esté progresando’”, aseveró

Observó que muchos creyentes ruegan por bendiciones al Señor, pero a la vez envidia a su familiar, a su prójimo, a su vecino o cualquier persona más.

 

 

“Lo están envidiando, porque hay molestia en su interior y coraje. Cómo puede bendecirlos Dios si están molestos por quien tiene una tiendita. Odiando, ¿ustedes van a tener paz?, ¿van a tener gozo?, ¿van a ser felices?, ¿dónde queda el perdón?, ¿dónde queda la misericordia?”, apuntó.

Además, Vázquez Villalobos pidió a los católicos acercarse al Señor a través de la visita a los enfermos.

“Cuánta necesidad tienen los enfermos de estar con ellos, un ratito, un instante, a ver cómo están, si han ido mejorando. A veces nos cuesta hasta eso, ir a preguntar al enfermo cómo se siente. Queremos llegar al cielo, pero lo vamos a ganar visitando a los enfermos. El enfermo se va a animar, se va a alegrar, no le niegue esos momentos de alegría y de gozo”, aseguró.

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.