"Aprender a compartir", pide Arzobispo de Oaxaca a feligreses | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

"Aprender a compartir", pide Arzobispo de Oaxaca a feligreses

Octavio Vélez Ascencio

Octavio Vélez Ascencio

En la festividad de la Santísima Trinidad, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos convocó ayer a los católicos a dar gracias a Dios por el regalo de la fe y sobre todo, a aprender a compartir con sus hermanos necesitados.

“El Padre Dios nos compartió a su Hijo. El Padre y el Hijo nos comparten su Espíritu Santo, entonces aprendan a compartir”, afirmó.

Durante la homilía de la misa dominical oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el pastor religioso sostuvo que los creyentes necesitan aprender y ser capaces de compartir lo recibido por Dios, porque el Padre Providente no se olvida de ellos.

“Tenemos un Dios providente y a veces ese Dios providente quiere ser providente con el hermano, con el vecino, con el que sufre, con el necesitado, a través de sus acciones personales”, asentó.

Por eso, llamó a los fieles a desprenderse de lo que Dios les ha dado y compartirlo con sus hermanos sin esperar nada a cambio.

“Háganlo, sin esperar que les paguen, ni siquiera esperar que les digan gracias, porque Dios les da a diario y a veces se les olvida decirle gracias”, señaló.

Además, destacó que los creyentes como hijos de Dios son llamados a la experiencia del amor con sus prójimos, porque eso los va a llevar al cielo.

“Lo que nos va a llevar al cielo es la vivencia de amor, de amor a Dios y de amor a nuestros semejantes”, añadió.

 "Dios es amor, vive en ustedes" 

Resaltó que el Espíritu Santo habita en los corazones de los fieles por el hecho de ser hijos de Dios, pues desde ese día de su santo Bautismo, descendió hacia ellos el Espíritu Divino y como un don, lo recibieron el día de su confirmación.

“El Espíritu Divino está en ustedes. Dios que es amor, vive en ustedes. Sientan su presencia y su amor, porque a veces encuentran a sus hermanos necesitados de amor y no corresponden, ¿por qué les cuesta tanto amar?, ¿por qué les cuesta tanto perdonar?”, apuntó.

Ante esto, Vázquez Villalobos pidió a los católicos no dejarse engañar por el espíritu del mal y así poder corresponder con sus hermanos.

“No piensen nunca que tal persona no merece su amor, si llega ese mal pensamiento, que tal persona no merece su amor, póngase frente a Dios. Si están reflexionando con humildad de corazón, van a decir ‘por todo lo que he vivido, no soy merecedor del amor infinito de Dios y así es mi hermano’, aunque no sea merecedor del amor de mí, yo aprendiendo de Dios, tengo que amarlo, aunque según yo no sea merecedor”, terminó.

“Háganlo (compartir con el prójimo) sin esperar que les paguen, ni siquiera esperar que les digan gracias, porque Dios les da a diario y a veces se les olvida decirle gracias”.

Pedro Vázquez Villalobos, Arzobispo de Antequera-Oaxaca