Pasar al contenido principal
x

Ante bajas ventas, Oaxaca pone sus ilusiones en el pan de muerto

Texto y fotos: Alexei García 

 

Armando Cruz Ramos es un personaje más del barrio de Xochimilco; su oficio: panadero. Ahora también se ha convertido en una estadística, pues es una de las personas fallecidas en México debido a la pandemia de COVID-19. Su esposa también falleció en marzo de este 2021. La mayor herencia que entregó a su familia fue las instrucciones para hacer pan.

Jesús Córdoba, panadero, fue quien recibió las enseñanzas de don Armando Cruz. Llegó cuando tenía 15 años y ahora tiene 65 años de edad; lleva 50 años en este negocio y sabe que en esta temporada, pequeños y grandes llegarán hasta el local para pedir el tradicional pan de muerto.

La pandemia, un duro golpe

No todos los sabores son dulces en esta actividad; con la llegada del coronavirus a nuestro país, la comercialización de pan sufrió una baja aproximadamente del 50 por ciento, lo que representó un duro golpe para aquellos que se dedican a esta actividad.

“No nos fue muy bien”, aseguró don Jesús Córdoba sobre la temporada de Muertos del año pasado, aquel en que comenzó el contagio de SARS-CoV-2 entre todos los mexicanos. Indicó que para hacer frente a esta etapa de crisis, redujo la producción del alimento, a fin de no generar gastos onerosos que le hicieran perder su inversión.

Señaló que la recuperación después de la pandemia va a tardar, pues dijo que "llevamos dos años y hasta el momento no vemos claro”. No se vislumbran para don Jesús unos años como el 2019, cuando los ingresos eran mayores y además, todavía contaba con la presencia de sus suegros.

Expectativas a la baja

Este 2021, los días que ya vienen, representan para la población los festejos del Día de Muertos y mantener vivo el recuerdo de los que ya no están, que un día iluminaron con su presencia este plano, pero que se han transformado en fotografías, que remiten a momentos que se quedan en el pasado, pero viven en alguna parte del pensamiento de la población.

“Este año va a ser lo mismo”, sentenció el maestro panadero, con una voz firme, donde no cabe la duda, sino la aceptación de la realidad, que lastima pero también enseña a vivir, como esta familia que despidió a uno de sus pilares.

Armando Cruz, reconocido panadero

Don Armando Cruz fue un reconocido panadero en el barrio de Xochimilco; nació en la entidad oaxaqueña pero se trasladó a la Ciudad de México, en donde aprendió los secretos del pan dulce. Durante su estancia en la capital del país, fue construyendo su sueño; primero, al idealizar su futuro y después convertirlo en una realidad.

El panadero Jesús Córdoba afirmó que antes, este oficio era más complicado, pues no se contaba con los adelantos tecnológicos que hoy en día existen. Aseguró que actualmente todo es más práctico.

Don Jesús recibió alientos de la familia para que continuara con el negocio una vez que fallecieron su suegro y su suegra. Asegura que en este local de producción de pan se utiliza materia prima de alta calidad, misma que ha registrado un incremento en sus precios.

Aseguró que no se ha aumentado el precio de los diferentes productos, pues de por sí la venta se encuentra castigada, por lo que sería darse un tiro en el pie.

Pan de muerto, manjar de otro mundo

Sobre el pan de muerto, don Jesús aseguró que se trata de un tipo único de pan, mismo que se elabora solamente con huevo y mantequilla. Indicó que durante esta temporada de Muertos, la gente ya no compra como antes, pues ahora solo pide lo necesario para poner en su altar.

Informó que su jornada comienza a las 5 de la mañana y termina a las tres de la tarde, que es cuando se dedica a vender el pan en una camioneta. Tiempo antes, su suegro hacía esta actividad en bicicleta, pero fue prosperando y mejorando, hasta llegar a convertirse en oficial.

Viernes, sábado y domingo son los días en que don Jesús espera más venta de este producto tan oaxaqueño.

 

50 % han bajado las ventas

50 años ha dedicado don Jesús a la panadería

2019 año en que se registraron altas ventas

 

Ingredientes del Pan de Muerto:

  • 1 kg de harina de fuerza
  • 75 de harina de repostería
  • 120 g de mantequilla
  • 3 huevos
  • 25 g de levadura prensada
  • 1 yema de huevo (para pintar la masa)
  • 90 g de azúcar
  • 1 cda. de semillas de anís
  • 1 vaso de agua 
  • mini calaveritas de azúcar, chocolate, y/o amaranto para decorar