4 escuelas de Oaxaca rechazan a Diego por tener Síndrome de Down | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

4 escuelas de Oaxaca rechazan a Diego por tener Síndrome de Down

Ana Lilia Pacheco

Texto: Ana Lilia Pacheco    Fotos: Archivo NOTICIAS

Desde 2017, Yael Morales y Jorge Rodríguez han tratado de que su hijo Diego reciba una educación regular a pesar de tener Síndrome de Down; no obstante, las escuelas, a pesar de ofrecer inclusión, no lo han cumplido con el menor.

Los padres denuncian que cuatro escuelas, dos privadas y dos públicas, le han negado la inscripción a su hijo, a pesar de que en un primer momento les aseguraron que sí contaban con la capacitación necesaria para recibirlo.

Relata que desde que Diego nació, ha asistido a escuelas regulares, por lo que creyó que no habría problemas al integrarlo en una primaria similar, pero fue todo lo contrario, pues se ha enfrentado a distintos tipos de discriminación.

La madre comparte que las primarias "María Montessori" y "Pedro de Córdova" recibieron a Diego sin ponerle obstáculos, por lo que los padres compraron uniformes, útiles escolares, pagaron inscripciones y colegiaturas.

Recuerda que en el colegio "María Montessori" recibieron a su hijo y a las pocas semanas la llamaron y describieron que su hijo había tenido una actitud que había provocado “shock” en los alumnos, sólo por haberse equivocado de baño, además de que los profesores “no pudieron con él”, por lo que le solicitaron no llevar a su hijo un día para “tranquilizar al personal”.

Sin embargo, Diego es un niño calmado, tranquilo, que ha convivido con niños de su edad (11 años), ya que asiste a natación, tae kwon do y ha recibido terapias de lenguaje, entre otras clases curriculares, pues sus padres aseguran que así tendrá una vida “normal” para cuando él esté solo y ellos ya no estén.

Yael afirma que después llevó a su hijo a la escuela "Pedro de Córdova", donde al platicar con los directivos, empatizaron con ella, incluso condenaron los comentarios hechos por parte del colegio anterior.

“Creí que en esa escuela iba a ser todo diferente, pero no fue así”, declara.

Apenas comienza

La mamá de Diego relata que en la escuela "Pedro de Córdova" sí recibieron a su hijo y ella le compartía algunas actividades con la profesora y después de tres meses de preguntarle si todo iba bien, le dijeron que era mejor que su hijo ya no asistiera.

Además de esto, compartió que acudió a la Sección 59 para que en esa escuela hubiera una Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) y les dijeron que debían llevar un documento firmado por el director de la escuela; no obstante, no acudió el personal.

Afirma que comenzó a buscar opciones en escuelas públicas que tuvieran USAER, pero ni la "Gregorio N. Chávez", ni la "Francisco J. Múgica" recibieron a Diego, además de que debido a que ya tiene 11 años, le cuestionaron el porqué no lo trajeron a los 6 años.

“La misma escuela me ha negado que mi hijo vaya a la escuela y todavía me cuestionan el porqué no lo llevé cuando le tocaba; ellos han provocado esto al negarle la educación”, lamenta. 

Yael y Jorge aseguran que no dejarán de intentar que su hijo se integre a una escuela regular, ya que es importante para ellos que tenga una vida como la de cualquier persona sin discapacidad. 

De acuerdo con el artículo 12 de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, la Secretaría de Educación Pública promoverá el derecho a la educación de las personas con discapacidad, prohibiendo cualquier discriminación en planteles, centros educativos, guarderías o del personal docente o administrativo del Sistema Educativo Nacional. 

4

escuelas han rechazado a Diego

11

años de edad tiene Diego actualmente

 

Lo que dice la Ley:

Artículo 12 señala que está prohibida cualquier discriminación en planteles, centros educativos, guarderías o del personal docente o administrativo del Sistema Educativo Nacional.

 

La lucha sigue

Yael y Jorge aseguran que no dejarán de intentar que su hijo se integre a una escuela regular, ya que es importante para ellos que tenga una vida como la de cualquier persona sin discapacidad.