Dogecoin, la criptodivisa que nació como una broma y está de moda

CortesíaCortesía

Si estás leyendo este artículo para saber qué es el Dogecoin y por qué se habla tanto de esta criptomoneda, quizás no deberías invertir en ella. Porque probablemente llegues tarde.

Es cierto que Dogecoin es hoy la cuarta criptomoneda con más valor del mercado, solo por detrás del bitcoin, Ethereum y binance coin y que está en boca de todos. Pero quizás debas saber primero qué es un token basado en la litecoin y que lleva en el mercado desde 2013.

Vamos, que para minar Dogecoin tienes que utilizar un programa llamado Scrypt y que no se podrán minar más de 100.000 millones de unidades frente a los 21 millones de bitcoins ¿Esto no te dice nada? Dogecoin es una moneda virtual con la foto de un perro de la raza Shiba Inu que suele aparecer con frases más o menos graciosas.

Por tanto, hablando de invertir en criptomonedas de la mano de un bróker de confianza, quizás Dogecoin no sea la mejor apuesta. Es cierto que su tecnología blockchain mejora la de bitcoin en velocidad de minado y en la de las transacciones. Es posible que su precio (0,66 dólares) la haga más ‘invertible’ que un bitcoin que vale unos 56.000 dólares. Y es posible también que, simple y llanamente, se haya puesto de moda.

En los últimos tiempos han hablado a favor del dogecoin Elon Musk, Snoop Dogg y Gene Simmons. Un magnate de la tecnología y dos músicos. Quizás por eso hayas oído hablar de dogecoin. Aunque también es cierto que, según la publicación College Finance, es la segunda criptomoneda más popular entre los estudiantes universitarios y los recién licenciados.
Invertir en criptomonedas no es fácil

Para invertir en criptomonedas debes ser un experto en tecnología y saber bien cuál es la blockchain que mejor funciona y que debería impulsar a la criptomoneda que soporte. O un especulador bien informado que sea capaz de entender los factores no fundamentales que hacen subir a una criptomoneda.

Si eres de los primeros, deberías tener Litecoins y no Dogecoins porque la moneda en la que se basa la de la foto del perro es el Litecoin. Si eres de los segundos deberías estar ya posicionado en dogecoin y te habrías beneficiado de la fuerte subida de esta criptomoneda (más de un 100% solo en la primera semana de mayo).

Hablamos en cualquier caso de activos difíciles de entender y valorar. El negocio de las criptomonedas está más en mimarlas que en invertir en las que se comercializan, porque son más de 9.500 a fecha de hoy. Ningún bróker de confianza te puede dar margen para invertir en todas ellas y hará una selección para que inviertas en las más populares desde un punto de vista de mercado.

Su volatilidad, la de casi todas ellas, te permitirá entrar y salir con operativas muy cortas, pero tendrás que hacerlo basado más en un análisis técnico que en uno fundamental, porque no se mueven por fundamentales.

Entender qué impulsa al dogecoin es difícil cuando parece que su bajo precio anima su utilización como medio de pago, les gusta a los más jóvenes y sus gurús son músicos o magnates de empresas como Tesla.

Si, como apuntan algunos analistas, un comentario favorable de Elon Musk en el programa Saturday Night Live el sábado 8 de mayo podría hacer subir al dogecoin, mejor invierte en otra criptomoneda. El dogecoin nació como una broma. Ten cuidado con él. Mejor invertir en bitcoin u otras criptomonedas que tengan algún fundamental más evidente con el que justificar sus revalorizaciones.