La misteriosa sombra de “El Hombre del Sombrero”

En muchas culturas de todo el mundo miles de personas afirman haber visto seres oscuros acechando en la oscuridad. Estos seres son considerados como una especie de“entidades oscuras” que según los testimonios en ocasiones tienen forma humana. Pero dentro de estas misteriosas sombras existe una variación de este tipo de entidades: se trata del conocido “Hombre del Sombrero”.

Muchas personas aseguran haber sido testigos de un avistamiento del “Hombre del Sombrero”, descrito como una especie de silueta humana, con una capa larga negra y un sombrero de gaucho con borde plano. Algunas personas han informado que llevaba un reloj de oro y unos rasgos faciales que se asemejaban a una niebla oscura, ojos rojos o de color negro sólido. Al parecer, el “Hombre del Sombrero” se alimenta de la energía de nuestros miedos, que incluso han llevado a la muerte algunas de sus víctimas.

La aparición del “Hombre del Sombrero”

Son muchas las personas que afirman haber tenido un encuentro con el hombre del sombrero, aunque otras muchas nunca se han atrevido a compartir con nadie la terrible experiencia. Lo que se desconoce es que el célebre director y maestro del terror, Wes Craven, se inspiró en esta extraña entidad para crear a su personaje mas mítico: Freddy Krueger. Craven habló acerca de una experiencia que tuvo cuando era un niño, en la que vio por la ventana de su casa a un hombre de aspecto aterrador caminando por la calle con un sombrero de borde plano. Al parecer la extraña presencia tena un rostro aterrador difícil de describir y cuando miró directamente al joven Craven sintió un miedo que nunca había experimentado.

Curiosamente, la experiencia de Craven coincide a la perfección con la de miles de personas en todo el mundo, quienes después de ver a la persona sombría dicen sentir una sensación de miedo o pánico. Mientras que las apariciones fantasmales no parecen conscientes de la presencia de la vida, parece que el hombre del sombrero sí que lo hace. Los testigos afirman que, a pesar de no ver su rostro, tienen la sensación de que el hombre del sombrero les está mirando fijamente.

Aterrador encuentro

Rebeca tenía seis años de edad en 1978, cuando fue testigo de un evento aterrador que cambio su vida para siempre.

“Cuando yo era niña vi lo que ahora sé que se llama el “Hombre del Sombrero”, explica Rebeca.“En este momento de mi vida, mi madre, mi hermana y yo vivíamos con mis abuelos de vez en cuando debido a nuestras propias circunstancias”.

Rebeca recuerda que otros parientes también se alojaban en casa de sus abuelos en ese momento, teniendo que dormir en el dormitorio para invitados con su hermana. Esa noche, Rebeca y su hermana dormían en la habitación de su abuela y pronto descubrieron que no estaban solas.

“Mi hermana y mi abuela estaban durmiendo en la cama, y yo estaba durmiendo entre las dos con la cabeza a los pies de la cama”, dijo Rebeca. “Tuve una terrible pesadilla, una donde los cajones se abrían y se cerraban solos y la ropa volaba por toda la habitación”.

Rebeca se despertó del sueño aterrada y ella pateó suavemente tratando de despertar a su abuela, pero no pudo despertarla. Ella volvió la mirada hacia la cómoda donde pudo observar una gran silueta aterradora. Era una figura amenazante en la oscuridad, parecía estar en la cabecera de la cama.

“El hombre llevaba una capa larga, un sombrero de copa y un bastón”, dijo Rebeca.“No tenía rasgos reales, sino que era como un objeto sólido. Yo estaba aterrorizada porque había alguien más en la habitación y porque reconocí que no era humano”.

Rebeca y el hombre del sombrero se miraron el uno al otro durante minutos, cuando la aterradora silueta levantó su brazo y le señaló.

“Recuerdo perfectamente que me dijo: “Esta es tu última oportunidad”. A día de hoy me cuesta describir ese sonido, pero la voz parecía plana, sin sonido residual, como si solo lo pudiera escuchar yo”.

Después de que el hombre del sombrero dijo esas cinco palabras crípticas, bajó su brazo y desapareció. Rebeca explicó a su madre lo que le había pasado y a esta le cambió la cara. Entonces la madre le explicó a Rebecca que su tía había tenido más de un encuentro con el hombre del sombrero, extrañamente similar a la suya. A día de hoy Rebeca no sabe por qué el hombre del sombrero le dijo esas palabras y tampoco quién era, pero lo que tiene claro es el terror que sintió.

La perversa manifestación

Aunque se desconoce el verdadero origen del hombre del sombrero, parece que el único propósito de esta entidad en las personas que visita es incomodarlas y aterrarlas. Aunque el caso de Rebeca es excepcional, normalmente no trata de comunicarse. Pero la verdad es que solo su presencia es suficiente para hacer que alguien se sienta amenazado.

La aparición fantasmal o demonio, desaparece después de unos momentos. La teoría por parte de la ciencia es que podrían ser manifestaciones físicas de la propia psique y de alguna manera se crea inconscientemente después de que un individuo experimenta algunos problemas en la vida.

Pero esto no explica cómo miles de personas en todo el mundo de culturas diferentes han descrito la misma presencia aterradora con los mismos sentimientos. Si alguna vez eres una víctima más del Hombre del Sombrero, sin duda sentirás el verdadero mal.