Pasar al contenido principal
x
Amlo, Biden y Trudeau

AMLO, Biden y Trudeau colaborarán para "trazar un nuevo camino"

Agencia Reforma y AFP

La Cumbre de los Tres Amigos, entre Andrés Manuel López Obrador, Joe Biden y Justin Trudeau, permitió este jueves "trazar un nuevo camino" para la colaboración, en un ambiente distendido pese a la alargada sombra de las tensiones comerciales y migratorias.

Era la primera Cumbre de líderes de América del Norte desde 2016.

El presidente estadounidense, Joe Biden, la resucitó después de que fuera enterrada por su predecesor, Donald Trump.

Los tres países que forman el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) aseguran haber "reafirmado la solidez de su relación y trazado un nuevo camino para su colaboración en un momento en que enfrentan desafíos globales increíblemente complejos", en una declaración conjunta publicada al final del encuentro.

En ella se comprometen a "actuar juntos" para hacer donaciones de vacunas para ayudar a América Latina y el Caribe frente a las desigualdades en el acceso a los inmunizantes.

La visión de Biden para Norteamérica pasa por aunar fuerzas para afrontar los retos "y tomar tras la pandemia acciones decisivas, poder reducir el cambio climático e incluso llevar adelante un repunte económico", esbozó durante la cumbre.

AMLO trajo a Washington un mensaje de integración económica y ayuda al desarrollo como antídoto a la migración clandestina.

"La integración económica, con respeto a nuestras soberanías, es el mejor instrumento para hacer frente a la competencia derivada del crecimiento de otras regiones del mundo", afirmó AMLO durante el encuentro trilateral refiriéndose a la expansión de China.

México es partidario de "producir en América del Norte" lo que la región consume.

"Tenemos un objetivo común de hacer que las cadenas de suministro sean más fiables a medida que buscamos acercarlas a casa", afirmaron los tres líderes en la declaración, en plena crisis de desabastecimiento global.

Pero en la cumbre no todo era de color rosa por mucho que se deshicieran en halagos.

Hecho en EU

Como un eco de la ideología del "Estados Unidos primero" de Trump, Biden intenta revitalizar la tambaleante base industrial estadounidense, sobre todo impulsando el mercado de vehículos eléctricos y energías limpias. Y esto genera fricciones.

Tanto México como Canadá están alarmados por la propuesta de Biden de otorgar beneficios fiscales para promover la fabricación en Estados Unidos de vehículos eléctricos.

Y Canadá y Estados Unidos desaprueban la reforma constitucional de AMLO para el sector eléctrico, por su potencial impacto en las inversiones privadas.

"Buy American", la política de Biden para fomentar la compra de productos estadounidenses, molesta a sus vecinos, que lo tachan de proteccionismo.

Migrantes "honrados"

La migración es el otro lastre en las relaciones.

Hay que "manejar los retos de la migración y los beneficios que podríamos sacar", dijo Biden durante la cumbre.

López Obrador pidió "hacer a un lado mitos y prejuicios" como "dejar de rechazar a migrantes cuando para crecer se necesita fuerza de trabajo que en realidad no se tiene con suficiencia en Estados Unidos ni en Canadá".

El problema migratorio requiere "una respuesta regional coordinada, así como una respuesta global de recursos", afirma la declaración final, en la que se comprometen a adoptar un enfoque "para una gestión migratoria segura, ordenada y humana".

Los tres países tienen la responsabilidad de gestionar el flujo de migrantes "priorizando el respeto y la garantía de los derechos humanos", señalan.

Los Tres Amigos se comprometen a fortalecer la entrada por vía legal, abordar las causas fundamentales de la migración "e invertir en la región, dando prioridad a la cooperación para el desarrollo".

Durante la cumbre, López Obrador respaldó a Biden por la iniciativa enviada al Congreso para regularizar la situación de millones de migrantes porque beneficia a personas "que viven y trabajan honradamente", pero insiste en que la migración debe "ser opcional, no forzosa", no el resultado de la miseria.

Descarta AMLO injerencia en Cuba y Nicaragua

WASHINGTON, DC.- Durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la no intervención cuando el presidente Joe Biden y el Primer Ministro Justin Trudeau abordaron el tema de la democracia en países como Cuba y Nicaragua, reveló un alto funcionario de Estados Unidos. 

 Aunque no se incluyó en los comunicados oficiales, el Subsecretario de Estado de EU para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo que la democracia en Latinoamérica sí fue tema de debate en la Cumbre, como se había adelantado antes de la reunión. 

 "Los líderes discutieron ampliamente sobre la democracia en nuestro hemisferio y su importancia. (Hablaron) de forma extensa de las cosas que podemos hacer para lograr un mayor progreso así como las acciones reales para defender la democracia en nuestro hemisferio", dijo el subsecretario estadounidense al responder una pregunta en una conferencia. 

"El presidente López Obrador comparte esos valores y creencias. Aunque también expresó su opinión de que la no injerencia en los asuntos internos de otros países, que es un principio de larga data de la política exterior mexicana, también es bastante importante", agregó Nichols sobre la posición mexicana. 

 "Pero todos coincidieron en que la democracia debería ser el sello distintivo de nuestro hemisferio", dijo. 

 Sobre Nicaragua, el gobierno de López Obrador fue uno de los siete países de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se abstuvo de descalificar la semana pasada las elecciones presidenciales en las que resultó reelecto Daniel Ortega a pesar de graves irregularidades incluido el arresto de opositores. 

 Mientras tanto, EU y Canadá aseguraron que dichas elecciones carecían de legitimidad democrática. 

 Sobre Cuba, el gobierno de López Obrador acogió apenas en septiembre al presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel sólo unos meses después de las olas de protestas internas sobre las que México ha evitado pronunciarse; de la misma forma tanto EU como Canadá han condenado la represión en la isla.

"Todos coincidieron en que la democracia debería ser el sello distintivo de nuestro hemisferio".

Brian Nichols

Subsecretario de Estado de EU