¿Qué está pasando entre la iglesia y el gobierno de Nicaragua? | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Esta crisis entre el gobierno nicaragüense y la iglesia tiene origen en el 2018, cuando se produjeron protestas masivas contra el régimen de Ortega
Foto(s): Cortesía

¿Qué está pasando entre la iglesia y el gobierno de Nicaragua?

Redacción

Ante la denuncia que realizó en redes sociales el sacerdote nicaragüense, Aníbal Manzanares, en donde informó que la Policía Nacional le prohibió salir de su parroquia, ubicada en el municipio de Terrabona, departamento de Matagalpa, en el norte del país, se ha dado a conocer la situación que se vive en Nicaragua.

“Mis buenos amigos y hermanos, solamente notificarles que la Policía esta mañana me ha notificado que no tengo permiso para salir, no puedo salir a las calles, a procesiones, a actividades fuera del templo parroquial, así que creo que me están vigilando”, dijo el sacerdote Manzanares, de la parroquia San José, en un mensaje grabado el miércoles, y distribuido este jueves en sus redes sociales.

La comunidad católica de Terrabona, ubicada a unos 73 kilómetros al norte de Managua, pertenece a la Diócesis de Matagalpa cuyo obispo, Rolando Álvarez, cumple hoy ocho días de estar sitiado por la Policía Nacional, que lo acusa de intentar organizar “grupos violentos”.

 

 

Es preciso mencionar que el obispo Álvarez, encabezó en 2015 una marcha multitudinaria, en Rancho Grande, Matagalpa, en oposición a una concesión minera que el régimen había otorgado a una compañía canadiense.

También es importante mencionar que esta situación de crisis entre el gobierno nicaragüense y la iglesia tiene origen en el 2018, cuando se produjeron protestas masivas contra el régimen de Ortega, pues varios templos abrieron sus puertas para refugiar a manifestantes heridos.

El régimen sostiene que estas manifestaciones fueron parte de un intento de golpe de Estado promovido por la oposición con el apoyo de Washington y del cual los obispos fueron cómplices. Pero antes de regresar al gobierno, Ortega pidió perdón a la Iglesia por las relaciones tensas durante su primera administración (1979-1990). Sin embargo, lo que sucedió en 2018 volvió a provocar confrontaciones

El papa Francisco se abstuvo de hacer comentarios públicos sobre la situación en Nicaragua desde los recientes incidentes. El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) se pronunciará este viernes en Washington sobre un proyecto de resolución que condena el “cierre forzado” de oenegés, así como “el hostigamiento y las restricciones arbitrarias de organizaciones religiosas y de las voces críticas del gobierno” en Nicaragua.

Actualmente el régimen sigue implementado acciones oficiales represivas en contra de la Iglesia. Dado lo anterior se han motivado mensajes de solidaridad entre la comunidad católica de América Latina, con llamados al diálogo en Nicaragua.