Muere al acudir a visitar a su hijo en la "peni" | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Muere al acudir a visitar a su hijo en la "peni"

Redacción

Oaxaca.- Una persona de 58 años de edad, que acudió a la penitenciaría central a visitar a su hijo, murió al interior de es reciente al sufrir un infarto agudo al miocardio.


Al tratarse de una muerte en un inmueble oficial, los celadores dieron intervención al agente del Ministerio Público para las diligencias de ley.


El hecho


La Policía Estatal Preventiva (PEP) informó que de acuerdo con el libro de visitas, Rafael Mendoza Martínez se presentó a la aduana del penal para ingresar a visitar a su hijo Rafael Mendoza Escamilla, de 33 años de edad.


Así quedó registrado en el libro de visitas, por lo que la persona ingresó y se dirigió al patio, donde se encontró con su descendiente.


Testigos dijeron a los celadores que la visita platicaba con el interno, como lo hacen la mayoría de las personas que acuden los domingos.


Sin embargo, de pronto Mendoza Escamilla comenzó a pedir auxilio, ya que su padre se había desplomado y no reaccionaba.


Los celadores alertaron al personal del área médica del penal, quienes acudieron en su auxilio, confirmando que la persona había fallecido, por lo cual los policías encargados de la seguridad al exterior, solicitaron la presencia del agente del Ministerio Público.


Purga sentencia por homicidio


De acuerdo con los archivos periodísticos, Rafael Mendoza Escamilla, alias "El Chino", purga una sentencia de 30 años de prisión al ser encontrado responsable de homicidio calificado con premeditación y ventaja en agravio de Gilberto Nazario Osorio Naranjo.


En mayo del 2012, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) ejecutaron la orden de aprehensión en contra de Rafael Mendoza Escamilla, alias "El Chino", presunto asesino del encargado del área de refacciones del taller mecánico automotriz de la Nissan, localizado en la carretera federal, a la altura de la agencia municipal de Pueblo Nuevo, Gilberto Nazario Osorio Naranjo, quien fuera reportado como desaparecido desde el viernes cuatro de diciembre del 2009.


La historia


Los familiares de la víctima dijeron que el cuatro de diciembre del 2009, Nazario salió a bordo de su automóvil Sentra blanco con placas de circulación TJT-2083 del estado y desde entonces no volvieron a saber de su paradero; ya que dijo que iría a una fiesta con sus compañeros de trabajo.


Su hijo, José Antonio Osorio Luna, señaló que al día siguiente trató de comunicarse con él, su teléfono había sido apagado, por lo que acudieron a la Subprocuraduría de Atención de Delitos de Alto Impacto (SADAI) a denunciar su desaparición.


El 10 de diciembre de ese mismo año, a la altura del paraje conocido como "Peña Prieta", perteneciente a Santiago Nacaltepec, Cuicatlán, Oaxaca, en una barranca de aproximadamente veinte metros de profundidad, la policía localizó el cadáver de Gilberto Nazario con tres impactos de bala y en notorio estado de putrefacción.


Derivado de las investigaciones realizadas por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), se logró ubicar el vehículo que conducía la víctima en un paraje de Santiago Nacaltepec, Cuicatlán, consumido parcialmente por el fuego; se presume que con el afán de confundir a los agentes y desviar la investigación.


Su detención


Agentes del grupo de inteligencia de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Oaxaca, lograron la aprehensión de Rafael Mendoza Escamilla, alias "El Chino", señalado como presunto homicida de quien en vida se desempeñó como encargado del área de refacciones del taller Autos Mexicanos, ubicado en Pueblo Nuevo.


La orden de aprehensión fue obsequiada por el Juez Séptimo de lo Penal dentro del expediente penal número 85/2012.


La sentencia


Al cumplirse la ampliación del término constitucional, la titular del juzgado dictó auto de formal prisión en su contra, para finalmente dictarle una sentencia de 30 años de prisión, al ser hallado responsable del crimen.