Pasar al contenido principal
x

La tensión heroica

Foto(s): Cortesía
Redacción

En la actualidad, el término “tensión” ha sido vaciado de su significado profundo y ha sido deshumanizado. El tema de la tensión se ha convertido en uno de los “tabúes” de nuestro tiempo y a él se asocian artificialmente concomitancias de violencias y reivindicaciones de tipo clasista y revanchista. Se habla de la distensión como de un bien y de la tensión como de un mal. Se entiende como tensión toda forma de guerra más o menos fría. La distensión ha sido entronizada. Se entiende la distensión como sinónimo de paz y de convivencia.


Así, se promueve, especialmente en la juventud, una distensión y un escapismo. El abuso de las drogas, de los tranquilizantes, de la distracción, del abandono a los instintos, de la contemplación estéril, de la música atonal u otros estilos de ruptura, de todas las formas del esnobismo, inclinan a los jóvenes a la irresponsabilidad, a la no participación activa en la sociedad y a creer que “vivir la vida” es dejarla escapar sin pena ni gloria. Ya existen adolescentes que se sienten viejos y se preguntan: ¿cuándo me moriré?, no como tema de inquietud metafísica, sino de puro aburrimiento.


Pero, así como una cuerda de violín distensionada no suena y una cadena sin tensión no arrastra nada, estos jóvenes son condenados al anonimato histórico, carentes de protagonismo, sin sueños propios, sin hazañas y con muchos fracasos. Y al que no vive así se le tilda de fascista, aunque jamás haya actuado en política ni sepa qué hizo o dejó de hacer Benito Mussolini. Es la psicología de los blandos de cuerpo y alma, de los que no conocen otra forma de “lucha” que la huelga de hambre, como las que hacen los animales en el zoológico cuando se sienten enfermos. La distensión los ha deshumanizado.


Urge recrear la tensión, pero no aquella que es la psicosis de la agresión, sino la otra, que tiene ribetes de heroicidad, la que se emplea para emprender grandes trabajos y rematar hazañas.


Una sana tensión debe fluir de la presencia y actos del joven que pretenda ser un hombre nuevo, una mujer nueva. La heroicidad, o sea, la capacidad de sacrificar la personalidad egoísta en aras de grandes empresas y el verticalizar la voluntad, se impone como camino ascendente y positivo. Síguenos en Facebook Nueva Acrópolis Oaxaca e instragram acropolis_oaxaca, informes al 9511585000.


 


"Se entiende como tensión toda forma de guerra más o menos fría. La distensión ha sido entronizada. Se entiende la distensión como sinónimo de paz y de convivencia".


Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.