Pasar al contenido principal
x

Ordenación sacerdotal: promesa de amor y fe

Foto(s): Cortesía
Redacción

SAN LORENZO CACAOTEPEC, Etla, Oaxaca.- Con la misma alegría de aquella mañana del 16 de agosto de 1989, cuando nació su hijo Roque Ramos Rodriguez, doña Antonia Rodríguez, siguiendo el rito de una ordenación sacerdotal, levantó lentamente su mano derecha, dobló su dedo índice bajo el pulgar para formar una cruz, bendijo la cabeza de su primogénito y lo entregó a la Iglesia Católica.


Arrodillado y con la cabeza inclinada frente a la mujer que lo trajo al mundo, Roque recibió enseguida la bendición de su padre Abraham Ramos, de oficio operador de maquinaria pesada, en una solemne ceremonia litúrgica encabezada por José Luis Chávez Botello, arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca.


Histórico acontecimiento a los ojos de cientos de católicos congregados en la explanada municipal de este lugar.


Quién es Roque Ramos Rodríguez
Originario de El Porvenir, San José del Progreso, Ocotlán.
En 2007 ingresó al Seminario Pontificio de la Santa Cruz.
Ha prestado servicios en Villa Alta, Teococuilco de Marcos Pérez, San Martín Mexicápam, Cuicatlán, Santiago Apoala, Santa María Ozolotepec, San Pablo Coatlán, Nazareno Xoxocotlán y Tlacolula, entre otros.



 


El compromiso


Aquel niño que vio la luz primera en la comunidad zapoteca de El Porvenir, del municipio de San José del Progreso, Ocotlán, hoy de 27 años, es presentado y llamado por su nombre.


Ramos Rodriguez, siguiendo el rito de Ordenación Sacerdotal, hace las promesas y respondiendo la última pregunta de monseñor Chávez Botello, expresa con humildad: "¡Sí, quiero ser sacerdote con la gracia de Dios!"


Ante los ojos de sus padres, Ramos Rodríguez se dirige lentamente ante la enorme imagen de Jesús Sacrificado. Luego, en un tapete tejido por indígenas con hilos de lana y de colores, que en su centro resalta la figura de un siervo que sacia su sed en un arroyo, el ocoteco queda postrado en señal de humildad y de súplica.


Boca abajo, descansando su frente sobre sus manos, Roque permanece orando mientras el obispo, los sacerdotes y los fieles, arrodillados y con la mirada al cielo, cantan las letanías de los Santos.




La postración. Manifestación de obediencia y humildad del ocoteco, previo a su Ordenacion Sacerdotal.

 


Cobijado por San Lorenzo


El solemne acto se desarrolla ante la mirada tierna y maternal de la Virgen del Rosario, que sostiene en su brazo izquierdo al Niño Jesús. En el otro extremo se ubica la escultura de San Lorenzo Mártir, presionando en su mano derecha una palma y en la izquierda la parrilla en la que fue torturado y muerto.


De acuerdo con la Iglesia Católica, Lorenzo, muerto en el año 258, es uno de los santos y mártires más venerados en Roma. Lorenzo fue fue ajusticiado junto al papa Sixto II durante la persecución de Valeriano.


Lorenzo era uno de los siete diáconos de Roma, o sea uno de los siete hombres de confianza del Sumo Pontíice. Su oficio era de gran responsabilidad, pues estaba encargado de distribuir las ayudas a los pobres.


Revestido con las vestimentas del sacerdote, Roque es ungido con el Santo Crisma. El arzobispo Chávez Botello entrega al nuevo sacerdote, el cáliz y la patena. El jerarca y los sacerdotes oran por el nuevo presbítero y luego lo abrazan en señal de bienvenida.


En un escenario de arreglos de alcatraces y siete luces en lámparas de aceite, monseñor José Luis Chávez Botello, en su mensaje previo, destaca "que sólo el que perdona, es capaz de escuchar a Dios".




Roque Ramos Rodriguez, promete ante monseñor Botello, lealtad a Dios.

 


Reconciliémonos: Chávez Botello


El arzobispo llama a los católicos de Oaxaca, "a no perder el rumbo y avanzar en el gran paso hacia la reconciliación".


Se dirige a los padres del nuevo sacerdote y les expresa su cariño y respeto. "Prepárense porque van a sufrir, pero también para vivir en alegría".


Hacia las 13:30 horas, ya ordenado sacerdote, Roque Ramos Rodríguez se aproximó a sus padres para darles el sacramento de la comunión, y enseguida lo hizo con muchos otros católicos.


El arzobispo José Luis Chávez Botello insistió que la Ordenación Sacerdotal que convierte a Ramos Rodríguez en un siervo de Dios, fortalece la misión de la Iglesia Católica, e hizo público que el nuevo presbítero se encargará de llevar la buena nueva a la comunidad de San Pedro Yólox, un importante asiento indígena de Oaxaca.




Originario de Ocotlán, Roque Ramos, fue designado sacerdote de San Pedro Yolox, en la Sierra Norte.

 


Dos egresados en un año


Por su parte, el rector del Seminario Pontificio de la Santa Cruz de Antequera, Ponciano López Chávez, explica que con Roque Ramos Rodríguez, suman dos los jóvenes ordenados sacerdotes en este año.


En nombre de la institución educativa destinada a la formación de aquellos adolescentes y jóvenes con indicios de vocación al sacerdocio ministerial, invita a los padres de familia para que motiven a sus hijos hacia la escuela de Jesucristo.




Conmovedora escena. Roque Ramos es bendecido por sus padres, previo a su ordenación sacerdotal.

 


Historia del Seminario


Su origen como Seminario Diocesano, data del 5 de abril de 1671, durante el encargo como obispo de Fray Tomás de Monterroso. Se erigió como Pontificio en el año 1673 por el Papa Inocencio XI. Se denomina actualmente Seminario Pontificio de la Santa Cruz de Antequera y se ubica en jurisdicción de San Pablo, Etla.


Crisis vocacional
110
sacerdotes en activo en Oaxaca
30%
en avanzada edad y enfermos
100
el déficit de sacerdotes en Oaxaca



 


 

Noticias ¡Cerca de ti!

Conoce los servicios publicitarios que impulsarán tu marca a otro nivel.