Amagan telefonistas con estallar en huelga | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Amagan telefonistas con estallar en huelga

Redacción

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- El delegado del Sindicato Nacional de Telefonistas de la República Mexicana (SNTRM) delegación 100, Juan Manuel Oropeza Chávez, dijo que este miércoles desarrollaron una protesta para fijar su postura en relación a la separación funcional que autorizó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), por lo que amagan con estallar en huelga el próximo 30 de septiembre.


Agregó que están convocando para que a partir del 30 de septiembre se haga una huelga a nivel nacional, pues hasta este momento el gobierno federal no se ha sentado a negociar con el Sindicato de Telefonistas y el plazo que dieron para evitar la separación funcional de Telmex, se está venciendo.


Comentó que “sí se desarrolló una actividad informativa este miércoles; sin embargo, el propósito fundamental es informar a nuestros trabajadores que ya se está llegando la fecha que pusimos como plazo para evitar la huelga, pero al no tener respuesta se tiene que hacer algo".


Afirmó que se pegaron todas las lonas y se están preparando para lo que pudiera suceder, pues afirmó que aunque Ifetel está hablando de mejorar los servicios con las empresas de telefonía, sin embargo Telmex es una de las más afectadas, y en este sentido, serían 70 trabajadores los que estarían participando en esta actividad en Huajuapan.


Argumentó que “nos estaría afectando directamente a todo el sindicato de Telefonistas, a toda la plantilla de Telmex y es que el propósito es dividir la empresa sin ningún estudio; ellos pretenden hacerlo para según, el beneficio del país, pero y los contratos colectivos y nuestras prestaciones salariales dónde quedan”.


Dijo que si esta ley entra en función, se quedarían primero sin recibir el contrato colectivo, sin recibir prestaciones laborales, sin tener material de trabajo, por lo que la empresa se iría a la quiebra y entonces miles de familias se quedarían sin comer, que fue lo que sucedió con Luz y Fuerza del Centro, que decenas de personas se quedaron en la incertidumbre laboral.


Recalcó que han interpuesto varios amparos, pero ninguno de estos ha tenido efecto por la falta de voluntad de la autoridad federal, por lo que esperan que con la huelga que se iniciará el 30 de septiembre, el gobierno federal se ponga a pensar los alcances que puede llegar a tener este hecho.