Pasar al contenido principal
x
Luchador volando sobre sus oponentes

Caballero de la Muerte junior: un rudo con técnica

Texto y fotos Julio César Sánchez García 

Heredero de uno de los rudos más sanguinarios de la lucha libre oaxaqueña, Caballero de la Muerte junior, combina a la perfección su pasión por la lucha libre con su trabajo de seguridad en uno de los hoteles de prestigio de la ciudad de Oaxaca de Juárez. 

A la edad de nueve años, precisamente en el mes de septiembre del año de 1999, se presentó en el gimnasio municipal de la capital oaxaqueña llevando el personaje de “El Pequeño Androide” en el bando técnico, sin embargo, su padre, Caballero de la Muerte, lo convenció años más tarde para adherirse al bando de los rudos, heredándole su nombre, donde actualmente se siente como pez en el agua. 

En los 22 años que lleva como luchador, se ha enfrentado contra grandes figuras de la carta luchística, como Los Trauma, Dragón Lee, Mercenarios, entre otros, además de tener la satisfacción de luchar al lado de Rey Hechicero, siempre demostrando su calidad ruda. 

Luchador aplicando una llave.

Forma parte del Escuadrón de la Destrucción junto con Arkanos, Chokman, y la Bestia, sin embargo, para el próximo año cada uno de ellos tomarán su propio camino para seguir demostrando su calidad, carisma y experiencia en el mundo de los costalazos. 

Su trabajo que desempeña de 24 por 24 horas no es impedimento para entrenar, ya que es consciente que para ofrecer un buen espectáculo, “es necesario estar de manera constante en contacto con las cuerdas y el encordado, practicando, aprendiendo y aplicando las llaves y contrallaves”. 

Para El Caballero de la Muerte Junior cada uno de los sueños que tenía como luchador, como es el hecho de ser reconocido por la afición oaxaqueña, se han cumplido. 

Actualmente junto con Arkanos ostenta el campeonato de parejas del Caribe el cual le ganaron a la Demencia Dorada, el cual han retenido al disputarlo contra los Indys, Impulso y Belial, Lalo El Loco y La Bestia, Golden y Karma, Alianza y Thanatos. 

En una ruleta con Los Mercenarios, luchadores oaxaqueños, en la que iba acompañado de La Bestia, al final tuvo que enfrentarse a su pareja y logró la victoria, llevándose de esa manera a su vitrina la máscara de la joven promesa de la lucha libre oaxaqueña, La Bestia. 

Luchador desenmascarando a su oponente

Para este luchador, el ser rudo no es sinónimo de ser lento, por lo que  es considerado como el rudo con más técnica, ya que es de los pocos que realiza vuelos y espectaculares giros dentro del ring, por lo que en cada entrenamiento trata de sacar algo nuevo y ponerlo en práctica, lo cual es agradecido por el público. 

Los cimientos de la lucha libre los absorbió de su padre, Caballero de la Muerte y Challenger, posteriormente, entrenó con Mastín Tercero, Conde Salazar y Waihuca.