Trompetista de Oaxaca triunfa en Los Ángeles, California | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Trompetista de Oaxaca triunfa en Los Ángeles, California

Octavio Vélez Ascencio

Octavio Vélez

Por su talento y potencial musical, el trompetista oaxaqueño Estanislao Maqueos, un migrante nacido en San Andrés Solaga, fue contratado para integrar la Orquesta Intergeneracional de Los Ángeles, California, conformada por ejecutantes de diferentes países.

La agrupación, creada por la ciudad y la organización Heart Of Los Ángeles (HOLA), se estrenó en el concierto de gala navideño ofrecido el día 5 de este mes de diciembre, en la Iglesia Presbiteriana Emmanuel, donde participaron el prestigioso violinista Niv Ashkenazi, así como los reconocidos tenores J.J. López, James Callon y Sal Malaki.

Nacido en 1975, ingresó a los siete años de edad a la Escoleta Municipal de su comunidad por su gusto por la música, heredado por su padre Don Octaviano Maqueos, donde empezó a dar sus primeros pasos.

Aunque después al cumplir los 10 años, se integró al Internado de San Bartolomé Zoogocho, conocido ahora como el Centro de Integración Social (CIS), número ocho, donde posteriormente se convirtió en instructor por ese talento excepcional.

“En la Escoleta Municipal, comencé con el saxor y la trompeta, que eran los instrumentos que sobraban. Después me fui a Zoogocho para estudiar la secundaria, aprender más de la trompeta y ser capacitado como instructor de bandas por el maestro Ismael Méndez Martínez. Finalmente me quedé seis años para instruir a los alumnos como nuevos músicos”, contó.

"Primero quisimos pasar por Tijuana" 

Después regresó a su comunidad a colaborar sin recibir algún salario como instructor en la Escoleta Municipal, así como tocando y dirigiendo la Banda Filarmónica Municipal, hasta que decidió migrar a los Estados Unidos.

“Durante cinco años hice trabajo comunitario, por mi gusto por la música, pero determiné salir de la comunidad, porque ya me había casado con mi esposa Silvia González y ya había nacido mi hija mayor Yulissa. Al tener ya familia era demasiado difícil sobrevivir como músico sin tener algún sueldo”, relató.

Así, a los 24 años, a mediados del mes de agosto del 2000, junto con su esposa e hija, dejó su comunidad y se lanzó a cumplir el llamado sueño americano a Los Ángeles, en donde se encontraban sus hermanos desde años antes.

“Primero quisimos pasar por Tijuana, pero no se pudo. En el segundo intento pudimos cruzar por Mexicali. Llegamos a la casa de mis hermanos en el Downtown (el centro de Los Ángeles). Empecé a trabajar en una lavandería desde la primera semana para pagar los gastos del coyote y del viaje, aunque me alejé de la música porque trabajaba toda la semana. Entonces, un hermano me dijo que si quería seguir en la música tenía que cambiar de trabajo y así pasé a una tintorería, donde trabajan la mayoría de mis paisanos”, describió.

Ya con tiempo durante las tardes, determinó en el 2002 regresar a la música y así convocó a sus paisanos migrantes de su comunidad en Los Ángeles a enviar a sus hijos a que aprendieran música con él para integrar después la Banda Juvenil Solaga USA.

“Para eso, tuve que rentar un local, al poco tiempo ya teníamos como 50 alumnos, entre niños y jóvenes, para integrar la banda, teniendo como finalidad viajar después a Solaga. Ese mismo año se hizo la presentación de la banda con músicos nuevos. En el 2004, fuimos a la ciudad de Oaxaca para tocar en el zócalo y después en Solaga, el 16 de julio, durante la fiesta de la comunidad. Al término de los compromisos regresé a Los Ángeles, cruzando ahora por Tijuana. Fue más rápido y ya no tenía el mismo miedo de la primera vez”, refirió.

Llegada a la orquesta 

Al retornar a Los Ángeles, determinó en el 2005 dedicarse por completo a la música y así formó la Academia Maqueos Music, para cumplir su meta de enseñar a nuevos músicos y después crear la Maqueos Music Band, otro de sus sueños. Con el pago recibido por las clases ofrecidas y las presentaciones, ha podido salir adelante con su familia.

“En la academia se aceptan a niños desde los cinco años. Se les enseña primeramente el solfeo y ya después eligen sus instrumentos, entre la trompeta, la flauta, el clarinete, la tuba, el saxofón y algún otro instrumento de viento. Desde ese año, se pudo formar la banda, que ahora tiene tres agrupaciones, la de iniciación, de intermedia y de avanzados. La academia también ha convocado el Encuentro de Bandas de Música, que este 2021 cumplió ocho años, donde participan la Maqueos Music Band y bandas de la comunidad migrante de Santa María Tavehua, Santo Tomás Lachitá, San Andrés Yaá y de San Andrés Solaga, para ofrecer un concierto monumental. En octubre pasado, con la banda viajamos a Washington para participar en el Mes de Oaxaca en Estados Unidos”, explicó.

Cuando se enteró de la convocatoria para integrar la Orquesta Intergeneracional de Los Ángeles, no lo dudó y se animó a presentar su postulación, al no dedicarse más que a la música.

“Me gustó la idea y apliqué la prueba, gracias a Dios me quedé. Es  un gran compromiso, porque se tiene que asistir a los ensayos y reglamentos, pero aprende uno mucho. Es algo nuevo para mí, ya que nunca había tocado en una orquesta completa. Hay grandes músicos de diferentes edades estadounidenses, coreanos y chinos, entre otros. Es un orgullo para mí, porque soy el único mexicano y el único migrante sin documentos, pues aún no tengo la Green Gard (la tarjeta de residencia permanente). Aunque representar a mi comunidad, también es una responsabilidad muy grande”, terminó.

 

“En la Escoleta Municipal, comencé con el saxor y la trompeta, que eran los instrumentos que sobraban. Después me fui a Zoogocho para estudiar la secundaria, aprender más de la trompeta y ser capacitado como instructor de bandas por el maestro Ismael Méndez Martínez. Finalmente me quedé seis años para instruir a los alumnos como nuevos músicos”.

Estanislao Maqueos

Trompetista oaxaqueño