Pasar al contenido principal
x
Lila Downs

Brillan Oaxaca y Lila Downs durante festival Pal’ Norte en Monterrey

Lorena Corpus, Dalia Gutiérrez y Teresa Martínez/Agencia Reforma

 

MONTERREY, NL.- Desde Oaxaca hasta Monterrey, Lila Downs armó el baile con su música tradicional mexicana.  "¿Cómo les fue en la pandemia?", les preguntó. "Estuvo gacho, ¿verdad?".  En seguida interpretó "Mandimbo", un tema inspirado en un árbol que veía afuera de su ventana durante la cuarentena. "A mi sólo me toca tomarme un mezcal en este momento", comentó Juanes. 

Ni el clima bipolar de Monterrey, ni el temor a un contagio por las aglomeraciones, calmaron los ánimos de más de 60 mil personas que ayer disfrutaron del segundo día de actividades del Pa'l Norte, con el que finalmente se saldó una deuda pendiente que había desde el año pasado.

En una edición atípica, realizada durante la pandemia, el masivo dejó satisfecha a una audiencia por su acertado cartel, para muchos mejor que el del primer día.

La buena música representada por una variedad de ritmos y estrellas como The Kooks, Alejandro Fernández, Chet Faker, Juanes, El Tri, Piso 21, Mau & Ricky, Kills Birds, Hello Seahorse! y Danny Ocean, entre muchas otras, hicieron especial esta larga jornada en la que las quejas fueron la distancia entre escenarios y el suelo con lodo.

El grupo británico The Kooks celebró su quinceaños, con una presentación en la que se mostraron felices de regresar a los escenarios.

Y es que la banda británica debutó en el 2006 con su disco Inside In/Inside Out y abrieron su participación con "She Moves in Her Own Way", incluida en esa producción.

"Eso nos mantiene vivos después de lo que pasamos en estos años. Traemos algunas canciones, espero las recuerden", dijo Luke Pritchard, vocalista y guitarrista.

En un momento de la velada, el cantante mencionó algo sobre la carne asada, aunque por su acento británico no fue claro.

En su debut en el Pa'l Norte, Alejandro Fernández sacó su gallardía y se sorprendió por el caluroso recibimiento.

Personas de diferentes edades, entre ellas jóvenes y hasta señoras de la tercera edad, disfrutaron de este buen momento del festival.

"Qué bonito es estar en mi Monterrey lindo y querido otra vez", expresó Alex.

"Ha sido larga la espera, algunos hemos sufrido y otros se han ido. Los invito a que sea la música la que nos una y nos llene de felicidad, gracias por este gran recibimiento".

Los coros retumbaron al escuchar sus hits como "Me Dediqué a Perderte" y "Como Quien Pierde una Estrella", y este Potrillo relinchó de felicidad.

De los mejores momentos de su concierto fue escuchar a las miles de gargantas coreando "El Corrido de Monterrey" con el ídolo de la música mexicana.

Por su parte, el amor que Juanes siente por México quedó demostrado en su segunda actuación en el festival, ya que fue acompañado por el Mariachi Estrella de Monterrey.

Cantó temas llegadores como "La Media Vuelta" y "Si Nos Dejan", demostrando ahora desde el escenario acústico que no canta mal las rancheras.

Después de cantar "Mujeres Divinas" respaldo por el coro de miles de fans recordó a Vicente Fernández.

El tradicional rock mexicano de El Tri también tuvo su momento glorioso.

Con su incansable líder al frente, Alex Lora, la banda demostró que hay géneros que sobreviven a cualquier moda musical, y que tienen miles de fervientes seguidores.

La primera sorpresa de la noche fue Guaynna, que reventó el ambiente con su música urbana.

El cantante boricua llegó con mucho flow para dedicar su éxito a "Monterrey" a los miles de regios que se emocionaron con la participación del novio de Lele Pons.

La segunda sorpresa fue la banda danesa de eurodance Aqua, que apareció entonando su éxito de 1997, "Barbie Girl".

La fiesta continuaba a la medianoche con la presentación de Tame Impala, encargados de cerrar el escenario principal del festival.