Pasar al contenido principal
x
Cortés es tan odiado en México porque “se ha creado una leyenda negra en torno a él", refieren historiadores.

Piden a gobierno español exigir a México devolver restos de Cortés

Israel García Reyes

Hoy lunes Esteban Mira Caballos, historiador español y biógrafo de Hernán Cortés, manifestó en entrevista que teme por los restos del conquistador que están en México pues su figura cada vez despierta más antipatía; por lo cual cree que el Gobierno español debe solicitar la devolución de sus restos para que regresen a la tierra que le vio nacer a fin de resguardarlos.

Mira Caballos, doctor en Historia de América y que ha escrito varios libros, siendo el último de ellos “Hernán Cortés, una biografía para el siglo XXI”, señala que los restos de Cortés fueron escondidos por Lucas Alamán en el siglo XIX con la intención de evitar su profanación y en la actualidad se están en la capilla del hospital de Jesús Nazareno en Ciudad de México.

Abundó que son pocas personas las que saben que los restos de Cortés están ahí, en el presbiterio, sólo identificado con una pequeña placa, en tanto que este año, con la celebración del quinto centenario de la caída de Tenochtitlan, el acceso a la iglesia está controlado para evitar posibles daños.

Aseguró que Cortés es tan odiado en México porque “se ha creado una leyenda negra en torno a él y se han tergiversado los hechos, entre otras cosas porque ellos plantean que España conquistó México y hablan en términos que no son reales”.

Expuso: “Hay que tener en cuenta que un 99 % de las huestes o de las tropas que entraron en Tenochtitlan eran mesoamericanas” y “es cierto ese dicho de que los indios conquistaron América y los españoles la independizaron de la metrópoli, por tanto, realmente se trata de una interpretación errónea e interesada”. 

Mira Caballos afirma que “Hernán Cortés fue una persona muy importante en la historia que, para bien o para mal, cambió el mundo” y señala que “verdaderamente hubo matanzas y atrocidades” en la conquista de México, sin embargo, puntualiza que “no hubo genocidio” ya que Cortés “quería gobernar un territorio y necesitaba mano de obra”.

Concluyó que España tiene que reivindicar el descubrimiento, conquista y colonización de América “sin ningún tipo de complejo”, ya este echo “sentó las bases de la globalización del mundo”. Así mismo exhorta a “quedarnos no con la destrucción del mundo prehispánico, sino con la creación de la América mestiza que todos queremos y admiramos”.

FOTO: ABC