Conoce a la Diosa Centéotl 2022: Jacsenic Maybeth Rodas González | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Foto(s): Cortesía

Conoce a la Diosa Centéotl 2022: Jacsenic Maybeth Rodas González

Carina Pérez García

La Diosa Centéotl 2022, que presidirá este año la Guelaguetza, es originaria del barrio de Guichivere, Santo Domingo Tehuantepec. Su nombre es Jacsenic Maybeth Rodas González, tiene 23 años y estudia la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia. Fue seleccionada entre 42 mujeres de las ocho regiones del estado, al lado de quienes expuso sus conocimientos sobre las tradiciones, costumbres, indumentaria, cocina y más, ante el público.

Además, Jacsenic Maybeth Rodas González es “Reina Sandunga 2022”. Durante su participación en el certamen de elección de Diosa Centéotl, expresó que la mujer tehuana es trabajadora, orgullosa y solemne. Destacó la elegancia en el vestir,  para asistir a las fiestas, a las que acuden portando una combinación y selección de telas y bordados hechos por las manos de artesanos zapotecas.

Al certamen, efectuado en el jardín “El pañuelito”, en el centro de la ciudad, acudió portando su indumentaria: “Con orgullo vengo portando el traje de la mujer tehuana. Consta de una enagua y un huipil de terciopelo negro con flores bordadas de hilos multicolores de seda, lo complementa un olán almidonado, debajo traigo una enagua corta y un refajo de tira bordado almidonada; sin faltar mis zapatillas”.

Trenzó su cabello con listones de seda para formar una trenza de bola, donde lució un pendiente de moneda, así como una guía de flores naturales y una lluvia de papelillos que simbolizan las gotas de rocío, que al igual que su mascada de seda, la colocó del lado izquierdo, como señal de soltería. 

“Como toda tehuana orgullosa de su patrimonio, que es heredado de generación en generación, traigo mis alhajas: un orador y una María de monedas, mi pulso, mi semanario, mis aretes y mis anillos. Mi fleco de gusanillo, de fina tela de encaje y un cuello de tira bordado almidonado que luzco al bailar. Me siento orgullosa de ser tehuana, de ser zapoteca y que viva Santo Domingo Tehuantepec, cuna de la Sandunga”. 

Jacsenic Maybeth se presentó como de la tierra de los zapotecos y felicitó a las demás concursantes, pues gracias a este encuentro, las comunidades lograron hermanarse y conocer más de sus tradiciones, dijo.

 

 

El certamen este año constó de dos etapas; en la primera, las oaxaqueñas desarrollaron temas como lengua indígena, artesanías, música, canto, danza, mitos, cuentos y leyendas, tradiciones, indumentaria y medicina tradicional. La segunda, enfocada a la indumentaria, su historia, composición, elaboración y usos.

Con base en la cosmovisión de los pueblos originarios, el maíz es la principal fuente de vida, por lo que a Centéotl (del náhuatl: “sintli”, grano y “teotl”, dios) se le ofrecían los mejores frutos de las cosechas para pedir por la prosperidad de sus comunidades.  La Diosa Centéotl es la representación de la fertilidad y la abundancia. 

El cetro, creación de familia mixteca 

El cetro que llevará la Diosa Centéotl 2022 a las fiestas de la Guelaguetza es una creación del taller familiar de Alejandro Vera Guzmán. La obra es resultado de dos meses de trabajo colectivo; primero, del fundador del taller en Santiago Juxtlahuaca, el escultor y músico Alejandro Vera Guzmán; de su esposa, Blanca Lilia Calderón Maldonado;  y de sus hijos: Blanca Sabel y Alejandro Jesús Vera Calderón.

Alejandro de Jesús Vera Guzmán es tallador de madera de ahuehuete para la creación de las máscaras de los diablos, de Juxtlahuaca. Ahora le encomendaron la creación de este cetro, labor que compartió con su familia. Su hija, Blanca Sabel Vera Calderón, diseñadora gráfica, basó su propuesta en dos elementos principales: el maíz y la mujer oaxaqueña. 

El escultor Alejandro y su hijo realizaron la talla y la encargada de dar el toque final a la pieza fue su esposa, Blanca Lilia Calderón Maldonado, quien realizó los acabados. Cabe recordar que Santiago Juxtlahuaca es una de las delegaciones que se presentará en los Lunes del cerro, en el marco de la Guelaguetza 2022.

 

Para saber

La primera mujer istmeña en obtener el título de Diosa Centéotl, representando a Santo Domingo Tehuantepec, fue  María Luisa Salinas Villanueva, hace 47 años.