Con música y fuegos pirotécnicos, Oaxaca despide la Guelaguetza 2022 | NVI Noticias Pasar al contenido principal
x
Guelaguetza-oaxaca
Foto(s):

Con música y fuegos pirotécnicos, Oaxaca despide la Guelaguetza 2022

Carina Pérez García

El gran cierre de la Octava del Lunes del Cerro, en la cuarta y última función de la Guelaguetza 2022, función vespertina estalló en el cielo, con un espectáculo de fuegos artificiales al ritmo de la música y con las 14 delegaciones que participa sobre la rotonda de la azucena, en una fiesta de hermandad y fraternidad. Un lleno total para la celebración del 90 aniversario del homenaje racial que se fundió al unísono en un grito: “¡Que viva la Guelaguetza!”

Al inicio de la función vespertina marcó el preludio el himno de los oaxaqueños: “El Dios Nunca Muere”, en voz de Rodrigo Petate, que el público escuchó de pie. 

Posteriormente fue la entrada de la Diosa Centéotl, quien saludó a los cuatro puntos cardinales y a las representantes de las  delegaciones participantes.

“Así es Oaxaca, la fiesta de la hermandad ¡Viva la Guelaguetza! ¡Viva Oaxaca!  ¡Vivan las 8 regiones! ¡Que viva Oaxaca!”, expresó Jacsenic Maybeth Rodas González, originaria de Santo Domingo Tehuantepec. 

 

El carnaval putleco que arrebató plausos 

En un día de máscaras, en el carnaval de Putla Villa de Guerrero  estalló en fiesta y color, con su calenda, sones y chilenas, tradición en la que conviven diversos grupos étnicos: amuzgos, tacuates, triquis y mixtecos. Con la alegría y jocosidad característica de su tierra y su más conocida festividad, el carnaval putleco y su más representativo personaje, el tiliche, -imagen de la Guelaguetza-, robó aplausos. 

De la tierra del mezcal y las marmotas símbolo de la fe católica, cómo parte del sistema de evangelización y manifestación popular llegó la delegación de Tlacolula de Matamoros, que celebró su mayordomía en honor al señor de Tlacolula, imagen que descendió a la rotonda entre un ambiente impregnado de olor a incienso. 

Enseguida fue ocasión para que Huautla de Jiménez, de la región de la Cañada, representara ante el público una boda mazateca. 

De los valles centrales la delagacion de  Miahuatlán de Porfirio Díaz, llegó con sus sones, jarabes y fandango miahuateco; para luego dar paso a la heroica ciudad de Tlaxiaco, con sus alegres sones y jarabes y desatar la euforia de los espectadores que no dejaban de salir y fotografiar a Yalitza Aparicio, quien acudió como invitada especial y disfrutó de la presentación de su municipio, al ritmo de la Canción Mixteca.

El viaje se trasladó a la región del Istmo de Tehuantepec. El Espinal representó la Fiesta Grande que se realiza el tercer sábado del mes de mayo y dieron cuenta de cómo inicia este festejo, con una calenda que recorre las calles del pueblo, con faroles, música y la tradicional lavada de maíz. 

Viva Oaxaca!

Con una gradiente que demuestra la creatividad de los creadores de penachos, tapetes de lana en telar de pedal, velas de concha, llegó la Danza de la Pluma, de promesa, desde Teotitlán Del Valle. 

Desde la Sierra Sur llegó la delegación de San Francisco Sola, con su Jarabe de la Rosa y chilenas de San Francisco Sola para dejar picados a los asistentes. 

El momento emotivo e imperdible de cada edición de la Guelaguetza fue el que hicieron vivir los huajuapeños con la Canción Mixteca, de José López Alavéz, que se tradujo en nostalgia hacia la Tierra del Sol. 

Coloridas, alegres y orgullosas de su belleza las mujeres de la delegación de San Juan Bautista Tuxtepec hicieron vibrar al auditorio con la Flor de Piña.

El recorrido continuó con la delegación de Santo Domingo Tehuantepec, cuna de la Sandunga, con su mayordomía, en la que derrocharon elegancia y su mujeres portaron un huipil de gala. 

Y llegaron los de Ejutla 

La delegación de Ejutla de Crespo en la recta final llegó con su picardía luciendo sus coloridos trajes y ejecutando “El Palomo”, representando por el hombre y que busca dar un beso a la mujer quien representa a la

Paloma. Sus versos picarescos enmarcaron una atmósfera de euforia. El ánimo inmejorable después de tres horas y media y aún faltaba la cereza del pastel. 

Así llegó la picardía que los caracteriza, desde la región de la costa, con los integrantes de Santiago Pinotepa Nacional. 

“Bonito Pinotepa no soy coplero y te estoy cantando”. Desde la casa de la alegre chilena, de la costa oaxaqueña llegaron los juegos, sones y chilenas, para hacer vibrar al público, Fue la penúltima delegación y compartieron su energía para dejar paso a las Chinas Oaxaqueñas de Genoveva Medina.  

El gran cierre se acercaba llegando las 21:09 horas y el desenlace de la función fue ver por los pasillos del Auditorio Guelaguetza a las madrinas entrar con sus canastas de flores y faroles, con velas prendidas y cohetería para cerrar con su peculiar toque la Guelaguetza 2022, al ritmo del Jarabe del Valle. 

Con monos de calenda de personajes como Rodolfo Morales, Francisco Toledo, Genoveva Medina y Silvia Medina, celebrando los 65 años de fundación de este grupo.  Con “Llévame oaxaqueña” bailaron los faroleros colocados en todo el auditorio, que lució entre el público figuras de cruces, estrellas, magueyes y canastas. “Los esperamos en la

Guelaguetza de 2023. ¡Viva los lunes del Cerro! ¡Vivan los 90 años del homenaje racial! ¡Viva Oaxaca! ¡Viva Oaxaca! ¡Viva Oaxaca! 

Entre los Invitados especiales asistieron: la actriz Yalitza Aparicio, el diputado federal  Gerardo Fernández Noroña, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y el diputado Eduardo Murat Hinojosa.