Exigen organizaciones de Oaxaca no aprobar ley forestal

La actividad silvícola de Oaxaca y de todo el país podría sufrir un serio retroceso si se aprueba la reforma a la Ley Forestal, sin el consenso de las comunidades y productores, afirmó el representante de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas y Forestales (RMOCyF), Gustavo Sánchez Valle.

En conferencia de prensa y acompañado del presidente de la Unión Estatal de Silvicultores Comunitarios de Oaxaca, A.C., Baltazar Santiago López, así como de integrantes de 13 Unidades de Manejo Forestal (umafores), Sánchez Valle advirtió que la propuesta tiene como intención transmitir la autorización para aprovechamiento a terceros, es decir, que cualquier comunidad puede ceder ese derecho a particulares.

“Esta determinación provocaría un serio retroceso en el cuidado y protección del ecosistema, la experiencia vivida hace casi 40 años, nos indica que el manejo de los recursos forestales en manos de empresas privadas no es garantía de protección a los bosques”, dijo.

Lamentablemente agregó, los senadores no han considerado la escucha a las comunidades y hoy pretenden aprobar una reforma sin conocer la realidad que enfrentan los silvicultores en el país, especialmente en estados como Oaxaca en que se enfrentan a la indolencia institucional y a la improvisación.

“Estamos conscientes de que es necesario adecuar la Ley a nuevos tiempos y que sin duda, la reforma considera cosas positivas también, sin embargo hay propuestas que lejos de incentivar el desarrollo, provocan el retroceso y afectan a las comunidades dedicadas al aprovechamiento de sus bosques”, insistió.

Y es que, según lo que explicó, la reforma considera también eliminar facultades al Consejo Nacional Forestal que hoy además de consultivo, vigila y gestiona, por lo que consideró que el panorama es desalentador y violatorio de las garantías consagradas en la Constitución.

Sin avance en materia forestal

De su lado, el presidente de la UESCO, Baltazar Gonzálo López, lamentó que a un año de iniciado el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, este sector se encuentre abandonado y las comunidades forestales padeciendo el desconocimiento de quienes han sido las cabezas del sector en el gobierno.

“La actividad se vino abajo, la Comisión Estatal Forestal ha estado en manos de puro improvisado, que no tiene la mínima idea de cómo atendernos, qué hacer o cómo resolver, de 16 brigadas para incendios solo tiene 2, con eso queda claro que no les interesa que se pierdan nuestros bosques”, expuso.

Ante el desolador panorama, los representantes comunitarios, piden al Senado, abrir los espacios de participación e instalar mesas de análisis para la reforma de Ley, a fin de evitar mayores daños al sector.