Camino al Charris: en riesgo sanitario

Javier JarquínJavier Jarquín

NOTICIAS documentó la creación de grandes murales que embellecían el fraccionamiento; las afueras restan el panorama

SANTA CRUZ XOXOCOTLÁN, Oaxaca.- La penuria es la misma para todos los residentes que llegan al complejo inmobiliario ubicado al final del Camino al Charris; todo aquel que llega al fraccionamiento Jardines del Sur experimenta la sensación nauseabunda que provocan las aguas residuales que están encharcadas frente a la entrada principal; ha pasado más de un año desde que las alcantarillas reventaron y el problema ahora alcanza a otros 5 fraccionamientos.

El problema del drenaje y la conexión con una red principal de alcantarillado en Xoxocotlán, es un antecedente que ha perdurado en otras zonas habitacionales del municipio; NOTICIAS Voz e Imagen de Oaxaca acudió en julio de 2017 al fraccionamiento Real de Antequera 1, debido a que una cloaca generó una lagunilla en terrenos aledaños al bulevar Guadalupe Hinojosa.

"Esos terrenos pertenecen a las personas de una empresa de materiales de construcción; como nuestros drenajes conectan directamente a ese cárcamo, que también está colapsado, los dueños decidieron construir una barda para que no desembocaran las aguas sucias en su terreno; ahora, toda la pestilencia permanece en el subsuelo y recorre los fraccionamientos de esta zona, por eso se desbordan las alcantarillas", precisó en entrevista el secretario del Comité Directivo del fraccionamiento Jardines del Sur, Manuel Jiménez Aragón.

El origen

El secretario mencionó que la historia de Jardines del Sur comenzó en 2012; "cuando compré mi casa, lo hice para el futuro de mis hijos; no creía que viviríamos en un muladar, porque no hay otras palabras para describirlo", mencionó con descontento Jiménez Aragón, quien afirmó junto a otros integrantes del Comité, que se había informado a los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (Sapao) y a la autoridad municipal.

Los más pequeños están expuestos a la pestilencia. FOTO: Javier Jarquín

"Hemos tenido reuniones con los regidores del municipio; tuvimos reuniones en julio de este año con los comités de los otros cinco fraccionamientos afectados para acordar algo, pero sólo quieren dar mejoralitos a este mal. El drenaje está tapado, totalmente obstruido y es obsoleto para el desfogue de las aguas negras de esta zona", dijo.

Jiménez Aragón agregó que una propuesta fue la de construir un cárcamo con un valor de 6 millones de pesos... hasta el momento no se ha hecho nada. Añadió que entre los fraccionamientos que comparten el problema están el de Arboledas, los Laureles y el Real de Antequera.

Falta un proyecto integral

"Este mal se cura con un proyecto integral de drenaje: con un cárcamo de bombeo sanitario, un drenaje conectado a una red principal y una planta de tratamiento de aguas residuales; el municipio nos informó que el costo oscila entre los 17 y los 36 millones de pesos", concluyó el secretario del Comité.

Por su parte, el integrante del Comité, Roberto González, destacó que para lidiar con el problema, el municipio está realizando labores de desazolve del drenaje con ayuda de pipas de fosas sépticas -aún así, el encharcamiento y la pestilencia es notable en la calle Camino al Charris-.

"Entre los mismos vecinos hemos realizado tequios para bachear la carretera y para evitar que las aguas negras entren al fraccionamiento, pero ya estamos cerca de la época de lluvias; con la tormenta del viernes pasado, hubiera visto joven, toda el agua se mezcló y entró hasta las avenidas del fraccionamiento", mencionó González sobre el quehacer de los residentes para contrarrestar el malestar.

Los últimos meses ha empeorado la situación, denuncian los vecinos. FOTO: Javier Jarquín

Temen enfermedades

"Aquí hay niños, son más de mil familias las que habitan este complejo; esto puede causarnos enfermedades en el estómago o causarnos una infección más grave; esto no puede continuar así", finalizó Roberto González.

En septiembre de 2017 (durante las tormentas que inundaron decenas de colonias y zonas habitacionales), el presidente municipal de Xoxocotlán, Alejandro Emmanuel López Jarquín, destacó que existen 41 fraccionamientos en el municipio, algunos con 20 años de antigüedad y permisos que se otorgaron desde 2001.

Sin embargo, las administraciones de los fraccionamientos y los Comités aún continúan con problemas del agua potable, inundaciones y el alcantarillado; septiembre se acerca y con él la temporada de lluvias anuncia más peripecias para los residentes de Jardines del Sur y los habitantes cercanos al Camino al Charris.