El colmo: roban armas a policías de Oaxaca

Armas de cuerpos policiacos, las compran a Sedena y se las roban

En Oaxaca, el 5 por ciento de las armas adquiridas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por la Policía Estatal se perdieron o fueron robadas del período que va del 2010 al 2016, de acuerdo al informe Violaciones graves a los derechos humanos: el tráfico legal e ilegal de armas en México.

Si bien Oaxaca no se encuentra entre los 14 estados con el mayor número de armas perdidas o robadas, el porcentaje en comparación con la cantidad de armas vendidas por la Sedena a las fuerzas policiales estatales es alarmante, señala la publicación.

Los estados con el mayor porcentaje de armas pérdidas fueron Guerrero, con el 20 por ciento; Tamaulipas, con el 11 por ciento y la Ciudad de México con el 8 por ciento.

Oaxaca adquirió a la Sedena poco menos de 4 mil armas del 2010 al 2016, por lo que al menos 200 armas fueron robadas o se perdieron del arsenal de la Policía Estatal de la entidad, indica el estudio realizado por la Comisión Mexicana de Defensa y Protección de los Derechos Humanos (CMDPDH) y por las organizaciones Latin America Working Group, Stop US Guns to Mexico y Open Society Foundation.

20 mil armas robadas en el país

En el país, de agosto de 2006 a agosto de 2017 en total 20 mil 066 armas de fuego que se vendieron a las policías estatales y federales fueron reportadas como extraviadas o robadas.

La Ciudad de México fue la entidad que más reportó armas extraviadas o robadas con 5 mil 186; seguida del Estado de Guerrero, con mil 918; el Estado de México con mil 880; Jalisco, con 793; Chihuahua, con 761; Durango, con 743 y Veracruz, con 719.

A estos estados le sigue Michoacán, con 621 armas extraviadas o robadas a las instancias de seguridad; Sonora, con 517; Tamaulipas con, 482 y Puebla con 469.

El estudio señala que las armas que México importa de Estados Unidos con la justificación de combatir a la delincuencia han sido utilizadas en crímenes graves, incluidas ejecuciones extrajudiciales, masacres y desapariciones forzadas.